Crisis Economica De 1929 Y La Trascendencia De La Segunda Guerra Mundial

En algunos países industrializados de Europa se ha cuestionado en los últimos tiempos la viabilidad del derecho del trabajo, como especialidad jurídica que tiene por objeto la tutela del trabajador dependiente, en una situación de crisis económica. Como historiador, Luis Suárez sabe que las crisis económicas siempre y en todo momento fueron “fenómenos de colosal importancia y de consecuencias muy duras”, y por eso piensa que los políticos españoles deberían ponerse en este momento de acuerdo y “llevar a cabo un esfuerzo máximo” para arreglar los problemas del país. Tras la Belle Époque llegó la Enorme Guerra, esto es, la Primera Guerra Mundial, una guerra que provocó numerosas muertes y destrucción, en tanto que la industrialización había llegado de pleno a la industria armamentística. Tras acabar esta guerra, las adversidades de restaurar el sistema monetario fueron considerables. Pero regresar al patrón oro existente antes de la Primera Guerra Mundial tenía el inconveniente de efectuar un cambio de paridades correctas.

Como se ha señalado, «no son los típicos \’hijos de la Oligarquía agraria\’, pero tampoco son el pueblo o el proletariado llegado a la facultad. Son una manifestación del nacimiento de un nuevo estrato social medio urbano-petrolero. Por tanto una élite popular unida esencialmente por la educación común y por la posición conjunta frente al régimen dominante» . Como pudo apuntar un creador, «las manifestaciones estudiantiles contra el gobierno prosiguieron en 1917 y 1919, a pesar de que la Facultad Central se encontraba clausurada y las escuelas de nivel universitario estaban desconectadas unas de otras, ya que funcionaban en locales separados y distantes, de tal modo que no había contacto entre alumnos de las diversas ramas. El grupo de alumnos era encabezado por Salvador de la Plaza, Gustavo Machado y Pedro Zuloaga. Como hasta la actualidad la historiografía tradicional, al referirse a las tendencias de vanguardia en nuestra literatura, ha tomado casi de forma exclusiva presente la producción lírica, no es extraño que se observen fallas notables en la apreciación real de su fisonomía histórica de grupo.

No obstante, el calor del entusiasmo juvenil y usando al máximo la coyuntura de respiro que esta celebración ofrecía, fue convirtiéndose en un movimiento de protesta colectiva que estalla en todo el país cuando varios de los líderes estudiantiles son reducidos a prisión por orden de la dictadura. Tomando un solo aspecto, si se considera que uno de los centros en que fermentaban en esa época en América Latina las ideas renovadoras, tanto en lo político como en lo cultural, se encontraba constituido por las universidades nacionales, importa recordar que la Facultad Central de Venezuela fue clausurada a raíz de los altercados estudiantiles de 1912, y no se reabre sino más bien hasta 1921. Y junto con la Universidad se clausura asimismo la Asociación General de Alumnos, que se había ordenado a la caída de Cipriano Castro . Que, si bien no significan una independencia del grupo, establecen aspectos que registran las condiciones propias en que se vive este desarrollo en el país. Si se examina la última edición de susObras Terminadas , de precisamente 1600 páginas de contenidos escritos literarios poco mucho más de 600 corresponden a su obra lírica en sentido riguroso, y la mayoría, excluyendo textos críticos y programáticos, es narrativa y dramática, hasta donde puedan proseguir usándose elásticamente estas denominaciones. Este ejemplo, aun en su grosera dimensión cuantitativa, debería llamar la atención sobre el abandono deformante en que se mantiene -más que nada para la caracterización del Vanguardismo literario hispanoamericano- una parte fundamental de la obra de entre los escritores de mayor predominación en las letras de la temporada.

Divulgadores De La Historia

Se reclama en ella por la prolongada privación de independencia de un basto conjunto de ciudadanos, algunos de los cuales, como el poeta Pío Tamayo, estaban en la cárcel desde el mes de febrero, y requieren la independencia de todos ellos . Los firmantes de la carta son detenidos y enviados a la prisión de Las Colonias, junto con los que acto seguido fueron solidarizándose con ellos. Un enorme número de jóvenes va a parar a las prisiones, y algunos de ellos son enviados a cumplir trabajos forzados . Las manifestaciones populares de solidaridad agitan de nuevo el país y el día 12 de octubre se realiza en Caracas una gigantesca demostración que es dispersada violentamente por la policía. Como señala un testigo de la temporada, «en sus comienzos la Semana no tuvo ningún carácter político. Su única finalidad era alzar fondos para la fundación de La Casa del Estudiante, que llevaría por nombre Casa Andrés Hermoso, y estaba destinada a prestar todo género de facilidades a la juventud estudiantil, especialmente a la que viene de la provincia, que no tenía familiares en la capital» .

Este cambio en la situación histórica global, como ya hemos dicho, se traduce en el plano de la producción literaria por el objetivo de la vigencia del Modernismo como código dominante y el surgimiento de una compleja serie de impulsos renovadores de diverso alcance. De ahí que, el periodo que se abre desde la Primera Guerra Mundial, desde la perspectiva de los recientes autores que se incorporan a las letras está signado por una búsqueda renovadora de extenso fantasma, en la cual se manifiesta la necesidad de sobrepasar las limitaciones de un Modernismo poco a poco más retorizado. En función de este apogeo de la explotación petrolera, Venezuela se convierte «de país agropecuario que exportaba reses y caballos a las islas antillanas, cacao y café a Europa, cueros, caucho, sarrapia, oro y plumas de garza al mundo, en mercado perfecto para la importación y el consumo. De esa manera el dinero comprado al fisco por las compañías extranjeras que exportaban el petróleo retornaría a las arcas de aquellas, bajo la forma de compra de recursos y bartulos» .

La Crisis De La Historia

Sobre todo en los antiguos países del Imperio austrohúngaro gracias a la fragmentación económica, legislativa, política,… Hasta entonces, en Rusia, la estabilización de la inflación no llegó hasta 1925 con la implantación de un nuevo rublo. La crisis de 2008, de un origen formidablemente afín a la de 1929, fue mucho más intensa pero no tan devastadora en el medio plazo. Los gobiernos actuaron a tiempo y salvaron a los bancos, aun a cargo de su propia bonanza económica. Haber dejado caer el sistema de finanzas occidental no habría salvado ni un desahucio, ni una pérdida de trabajo, ni una desgracia familiar.

crisis economica de 1929 y la trascendencia de la segunda guerra mundial

Comprender es labor coronaria del estudio histórico y del estudio crítico, y entender no debe reducirse a una fácil intelección atomizada sino que implica establecer las conexiones de un hecho o de un desarrollo con los conjuntos mayores de que forma parte. La historia literaria y la crítica literaria tienen que entenderse, en mi entender, como un proceso de comprensión, una actividad intelectual que vaya estableciendo la articulación de un hecho o un proceso literario con sistemas culturales y sociales más amplios en los que consigue pleno sentido. No llevarlo a cabo de este modo significaría sencillamente achicar el estudio a un recuento descriptivo, a la elaboración de catálogos empíricos de datos, fechas, cifras.

La Crisis De La República De Weimar

El desor­den en las conductas, por su parte, crea disociación entre las aspiracio­nes culturales prescriptas y los caminos socialmente estructurados para llevarlos a cabo y los valores sufren las consecuencias de un necesario desarrollo de revisión o reformulación. Si el Estado no impone un orden con independencia y con justicia en el área de la economía, el mercado y la libre competencia se absolutizan . Ninguna sociedad resiste la convivencia de los hombres y grupos que la integral sin un poder que imponga orden y encauce las actividades en un grupo de valores la paz, la justicia, la solidaridad, la libertad.

Sigue Historia En Comentarios Por Email

En esos días todos los precarios medios de que disponía la población se pusieron a marchar, y salieron panfletos, octavillas, manifiestos y afirmaciones en todos y cada uno de los sitios del país revelando la amplitud popular de las fuerzas antigomecistas . El descuido en que se ha mantenido y el superficial tratamiento que ha tenido en nuestra historiografía, sin embargo -y esta es otra conclusión que debería desprenderse del examen realizado- no pueden atribuirse livianamente a desconocimiento o a falta de aptitud por la parte de críticos e historiadores. Las fallas y debilidades que tienen la posibilidad de apreciarse en el estudio de estas manifestaciones obedecen mucho más bien a las restricciones de la ideología historiográfica dominante que a deficiencias personales de sus individuos. De ahí que, una revisión de las especificaciones y la significación del Vanguardismo hace preciso que se superen al tiempo ciertas restricciones más evidentes que expone la historiografía literaria de hoy.

El tratar de puntualizar de este modo la cronología no significa desconocer visto que de antemano a esta fecha se pueden conseguir una sucesión de manifestaciones en este sentido; sólo que es bien difícil considerarlas como algo más que hechos apartados, anticipaciones si se desea, pero que por lo mismo no consiguen imponerse como una inclinación discernible en el conjunto dominante. Sólo desde la guerra -y no está de sobra rememorar que la muerte de Darío sucede en esta nueva actitud comienza a perfilarse como un desarrollo popularizado de las nuevas ofertas de escritores, quienes entran en conflicto polémico con los epígonos del Modernismo literario e impulsan una renovación y la búsqueda de nuevos rumbos. Lo que se ha llamado la «dictadura petrolera» del general Gómez, no solo es una de las más prolongadas sufridas por un pueblo latinoamericano sino asimismo una de las mucho más brutales y omnímodas, y ejercita a lo largo de su vigencia un férreo control sobre la totalidad de la vida del país. A lo largo del mandato del general Gómez (período en el que con frecuencia la presidencia nominal fue ocupada por alguno de sus validos) se termina de normalizar una composición político-administrativa con una central y se termina en lo primordial con el caudillismo plural y anárquico, característico de la vida política inmediatamente anterior. Sirvió de puente para una transformación interna de las clases dominantes en función de las novedosas condiciones históricas.