Cuales Fueron Las Causas De La Guerra De Los Balcanes

La derrota rusa y la posterior revolución de 1905 supuso un colosal gasto de recursos humanos y materiales, si bien asimismo aportaría una importante experiencia para la Enorme Guerra. La Primera Guerra de los Balcanes enfrentó a Bulgaria, Grecia, Montenegro y Serbia –unidas en la llamada Liga Balcánica– contra el Imperio Otomano. El propósito de la Liga era expulsar de Europa a los turcos y repartirse los territorios que estos dominaban en los Balcanes. El comienzo de la contienda fue el 8 de octubre de 1912 y los combates se alargaron hasta el 30 de mayo de 1913, cuando la firma del Tratado de Londres puso fin oficialmente a las hostilidades. Eslovenia y Croacia hicieron una declaración unilateral de independencia en 1991, lo que provocó una contestación contundente de las autoridades centrales, que no estaban dispuestas a perder 2 de sus territorios. El ejército yugoslavo, liderado por Serbia, inició una guerra contra eslovenos y croatas.

cuales fueron las causas de la guerra de los balcanes

Se podría criticar a Aehrenthal por sus tretas, como logró Izvolsky acusándole de mentiroso y agregando comentarios antisemitas (el austriaco era de origen judío). Pero Izvolsky tampoco fue transparente, y la rabieta del ruso fue clave para el estallido de la guerra cuando en 1914 se encontraba destinado como embajador en París. Además de esto, los rusos sobornaron entre 1903 y 1913 a un coronel austriaco, Redl, consiguiendo mucha información frágil antes de que los austriacos descubrieran la traición. Así pues, los historiadores serbios defienden que la existencia de albaneses en Kosovo se remonta a esta temporada. Además, los serbios que llegaron a Bosnia y Vojvodina no terminaron de complementarse. Después de las graves secuelas humanitarias de la guerra en la zona de Bosnia, ACNUR puso en marcha una de las operaciones más complejas y de mayor alcance de su crónica.

Algunas Claves Del Enfrentamiento

Al año siguiente, el militar serbobosnio Ratko Mladic asimismo recibió condena por esta masacre, a través de la cual el Tribunal Penal En todo el mundo para la antigua Yugoslavia lo sentenció a cadena perpetua. Más de 161 personas han sido procesadas por la limpieza étnica en una gran parte de Bosnia en el año 1993. La matanza de cientos de hombres y niños en el territorio de la ex- Yugoslavia fué encuadrada en los crímenes lesa humanidad de la historia reciente. Relaciona la respuesta de el interrogante 1 con la anexión de Bosnia, la primera y la segunda guerra balcánicas.

Bulgaria se transformó así en el centro de la coyuntural alianza entre las 4 naciones, bautizada como Liga Balcánica, y ahora en el verano de 1912 se decidió proceder a la confrontación armada. Una matanza de 150 cristianos en Kocani, en el mes de agosto, sirvió de explicación para agitar a la opinión pública a favor de la guerra. Montenegro hizo la declaración formal el 8 de octubre y pocos días más tarde sus aliados se sumaron. De esta manera, el 17 de diciembre han comenzado las conversaciones de paz en el londinense Palacio de Saint James, en las que asimismo participaron embajadores de las potencias de europa. En el primer mes del año, sin embargo, un golpe de Estado en Turquía acarreó con su llegada la reanudación de las hostilidades.

La Crisis De Bosnia Y Las Guerras Balcánicas

Pese a todo, Yugoslavia formó un auténtico quebradero de cabeza para los alemanes, cuyas tropas se vieron todo el tiempo hostigadas por las acciones de sabotaje perpetradas por los partisanos capitaneados por Tito, quienes consumaron una triunfadora guerra de guerrillas. El 28 de octubre de 1940, pasado un mes desde el ataque italiano al Egipto británico, Mussolini decidió que había llegado el momento de Grecia. La iniciativa, no obstante, formó un fracaso por el hecho de que, las tropas griegas, apoyadas por la aviación británica, lograron vencer al mal entrenado y desorganizado ejército italiano. Los ingleses se apoderaron de una gran parte de Albania y establecieron bases aéreas en Creta. A día de hoy, la convivencia entre antiguos contrincantes todavía es dificultosa. En las academias, por poner un ejemplo, el pasado más reciente se explica de manera diferente según si el instructor es serbio, bosnio o croata.

El 12 de noviembre, mediante el Acuerdo de Erdurt, los serbo-croatas vieron conocida cierta autonomía administrativa para un pequeño rincón al este de la República que aún sostenían en su poder, la región de Eslavonia Oriental, Baranja y Sirmia, bajo la protección de las tropas de la ONU. A finales de año, las milicias de Krajina y el ejército federal sostenían su control sobre un tercio de Croacia. Tras liberar su territorio, los serbios de Croacia rompieron terminantemente sus vínculos con Zagreb y proclamaron, el 19 diciembre, la República Sin dependencia de Krajina, con capital en Knin, a la que, en el mes de febrero de 1992, se incorporó la región autónoma de Eslavonia-Baranja. No resulta extraño que, en el momento en que en 1903 un grupo de conspiradores asesinaron a los austrófilos Obrenovic y el trono pasó a manos de los rusófilos Karadordevic, los serbios no lamentaran la muerte de sus reyes. Los Habsburgo no tardaron en perder el control de Belgrado, anegada por el capital francés, y se desató un conflicto arancelario conocido como “la guerra del cerdo”, principal exportación serbia al Imperio austro-húngaro. Hasta entonces, Rusia desplazó su atención hacia el Lejano Oriente, donde el Imperio coreano de la dinastía Joseon procuró la protección del zar ante las ansias expansionistas de Japón, que estaba haciendo más fuerte su marina gracias a la asistencia británica.

Desde el principio de la Guerra de los Balcanes, en 1991, ACNUR fue nombrada como primordial agencia humanitaria por el Secretario General de la ONU. Bosnia, Croacia y Eslovenia, tres estados que formaban una parte de Yugoslavia, manifestaron sus deseos de ser estados independientes en 1990, dando comienzo a las primeras rispideces con el gobierno central liderado por Serbia. Por año siguiente, croatas y eslovenos declararon unilateralmente la independencia y empezó de manera oficial lo que se conoce como la Guerra de los Balcanes. Quienes han vivido el drama de una guerra, saben lo que significa convertirse en refugiado.

Vaya yo creía que el término España venía de la Hispania romana de hace unos veintidos siglos. El termino romano Hispania hacía referencia al entorno geográfico de la Península. Durante siglos los países se van formando por afinidades culturales, étnicas , religiosas etc, y intentar juntar diferente sociedades a convivir en des igualitarias es prácticamente garantía total de guerra civil, que fue lo que ocurrió en los Balcanes tras la muerte del dictador Tito. En realidad la historia está trufada de sangrientas guerras civiles por razones religiosas, étnicas y culturales. Es falso que una sociedad pluricultural pueda convivir sin graves conflictos entre sus ciudadanos, porque multiculturalidad no es en el momento en que en Mallorca hay distintas comunidades minoritarias bajo nuestras leyes democráticas; a eso se le llama sitio cosmopolita. Pero si trata de un país con un porcentaje importante de musulmanes que deban convivir con ciudadanos de otra religión, esa llamada multiculturalidad no se daría pues los musulmanes se tienen que al Islam y su obligación es imponer la ley islámica al infiel.

El Éxito Turístico De Croacia

Exactamente los mismos Reyes (singularmente el de Castilla y León y el de Navarra) pretendían ser imperator Hispania mientras que llegaba la unidad. Pero con los nacionalistas es inútil el enfrentamiento puesto que niegan hasta la prueba. En la Hispania romana hubo unas divisiones administrativas en la península y su gobierno dependía colonialmente de Roma. Es con la ocupación visigoda cuando España se transforma en un Reino soberano y unificado, que abarcaba todo el territorio peninsular actual más una franja al sur de Francia y lo que el día de hoy es Portugal. @Baltza #11Cerrar @ Steve # diez El termino romano Hispania hacía referencia al entorno geográfico de la Península. Tan solo se trata de respeto democrático a las resoluciones de las mayorías de determinados territorios que conforman España, pero que haciendo más fácil, no son Castilla.

Hicieron falta muchas asambleas a fin de que el archiduque aceptara empezar con las negociaciones, si bien seguía mostrándose reacio. Uno de los peores episodios del enfrentamiento fue la Matanza de Srebrenica, ciudad bosnia donde 8.000 varones musulmanes fueron asesinados, incluidos niños y ancianos. La masacre ocurrió en una región considerada “segura” por las Naciones Unidas, que habían desplegado hasta allí a 400 cascos azules, las fuerzas de paz de la ONU. En 1992, Bosnia convocó un referéndum y proclamó su independencia, pero eso desató una guerra civil entre los bosnios partidarios de separarse (bosnio-croatas) y los que apostaban por permanecer dentro de Yugoslavia (serbo-bosnios). La Bosnia-Herzegovina austrohúngara en 1911, antes de las guerras balcánicas. Cuando en los 90 estalló sin más ni más la guerra nacionalista en Yugoslavia muchos españoles nos hemos proporcionado cuenta de que nunca estaremos seguro de lo malo del hombre, ni en Europa.

No obstante, desde finales de los años sesenta, una nueva generación que no había vivido el trauma de la guerra aceptó reivindicaciones nacionalistas que iban alén del teórico equilibrio que establecía el sistema federal yugoslavo. Movimientos culturales y políticos como la Primavera Croata de 1971, o los motines de la minoría albanesa en la provincia serbia de Kosovo, desataron los mecanismos represores de los aparatos gubernamentales, lo que robusteció el victimismo étnico. Si mencionáramos todas las causas, tendríamos que remontarnos a la Prehistoria. Mucho más que culpables desalmados, hay imprudencias que, cometidas en cadena, llevan de un día para otro a que estalle un conflicto continental.

Esta resolución provocó que los rusos se movilizasen, tanto para procurar frenar a Austria como para aprovecharse de la debilidad turca. Así, Rusia promovió la creación de una coalición de pequeños estados de la zona. En 1912, serbios, búlgaros, helenos y montenegrinos crearon la Liga Balcánica. En octubre de ese año estalló la primera guerra balcánica entre la Liga y el Imperio turco. Rusia había logrado uno de sus objetivos, debilitar aún más al Imperio turco, y los integrantes de la Liga ampliaron sus territorios propios a costa del derrotado, que perdió prácticamente todos sus dominios europeos. Las situaciones recientes no hacen más que recordarnos la relevancia de la prudencia en las relaciones internacionales.