/** * */ Definicion Referente A La Organizacion Politica De La Epoca Prehispanica - Todo biografias

Definicion Referente A La Organizacion Politica De La Epoca Prehispanica

En él queda de manifiesto la popularizada presencia de africanos en estas compañías hasta el siglo XVIII y su rápida asimilación al campo indígena por la falta de mujeres de su etnia. La imagen del negro en la sociedad virreinal había sufrido para entonces muchos cambios; de ser seres rebeldes y peligrosos socios a menudo con el Demonio se fueron convirtiendo en individuos del folclor urbano, como se muestran en varias proyectos de Sor Juana. En los cuadros de castas sucede un cambio afín con la imagen del indio, el cual, de ser una figura simbólica o histórica pasó a convertirse en un «tipo habitual» más. En ese contexto, la pintura se convertía en el género de representación más idóneo para las elites indígenas, quienes a través de ella se daban a conocer como integrantes destacados de la sociedad, en nada inferiores a los españoles. Por este motivo, al igual que lo hacían los criollos, los caciques indomestizos asistieron a los hechos fundacionales del reino para legitimar unos permisos que les eran arrebatados. Esta nobleza se mostraba a sí como colaboradora en la conquista, hecho que sin ella no habría podido realizarse; y sobre todo se hacía pintar en el acto de recibir el bautismo durante la primera etapa evangelizadora.

definicion referente a la organizacion politica de la epoca prehispanica

Muchos creyeron que era un establecimiento pequeño, erigido por tribus desperdigadas que, después, habrían sido absorbidas por invasores. El día de hoy, sin embargo, los especialistas saben que Teotihuacán fue mucho más antigua y también esencial de lo que ninguno de los primeros estudiosos llegó a imaginar. Constituyó el corazón de un imperio inmenso, anterior a todas las civilizaciones del altiplano y cuya extensión alcanzó 1200 km. Una ciudad que rivalizó, y quizás aun dominó, a los poderosos reinos mayas de las presentes Guatemala y Honduras. Recién llegados a la zona, los mexicas (el día de hoy erróneamente mucho más populares como aztecas) integraban un pueblo belicoso y ambicioso procedente del norte que, en poco tiempo, se convirtió en la fuerza dominante del altiplano mexicano. Conquistaron el territorio y se asentaron en la poderosa ciudad de Tenochtitlán, que próximamente gobernaría un riguroso imperio desde la que el día de hoy es Localidad de México.

Historia De La Teocracia Y Su Origen

«El despliegue de la idea de la familia servía para naturalizar la jerarquía generalizada que se representaba en las pinturas de castas. Puesto que la subordinación de la mujer al hombre y del hijo a la madre se consideraba como natural, otras maneras de jerarquía social podían representarse en términos familiares para patentizar que las diferencias sociales eran categorías naturales»35. Insistir en la jerarquización era un medio de garantizar la subsistencia de un sistema en el que las roturas se hacían cada vez mayores. El reinado conjunto de Isabel y Fernando se caracterizó por un destacable y veloz fortalecimiento del poder monárquico, que llevó a su culminación muchos elementos precedentes constitutivos del «Estado moderno» en su versión hispánica.

Sin embargo, hay autores como fray Bernardino de Sahagún y fray Diego Durán que detallan alguna admiración por lo que ellos consideraban una alta civilización a la manera de las de Grecia, Roma o Egipto. Esta actitud hacia el mundo indígena debe comprenderse en la visión del otro que se realizó en el Renacimiento. El pensamiento occidental cristiano medieval, basado en una visión bipolar del cosmos, tendía a excluir al otro, al que no pertenecía a la esfera de la auténtica fe. Pero a partir del Renacimiento en ocasiones se invirtieron esos términos, sobre todo como un recurso retórico moral para criticar la corrupción y también infidelidad de los europeos; el salvaje americano podía representar una verdad que dejaba a Occidente conocer sus propios valores perdidos.

Matriz Occidental Y También Identidad

Y, finalmente, antes de dejar la descripción de estos elementos productivos, hay que aludir a un género de pesquería ribereña muy especializado y rentable. Hablamos de las almadrabas del atún, efectuadas en muchos puntos de la costa atlántica andaluza a lo largo de los meses de mayo y junio, incluyendo el troceado, salazón y envase de los atunes en exactamente las mismas playas. Era un negocio en manos de la alta aristocracia dueña de los puertos ribereños -Guzmán, Ponce de León, La Cerda-, que solía concertar anticipadamente la venta a mercaderes extranjeros, de forma especial italianos.

Aparte de la inclusión de estos símbolos prehispánicos en su campo simbólico, la Guadalupana era la figura novohispana que insertaba con mayor profusión la otredad indígena, tanto por sus aspectos autóctonos como por la presencia del indio Juan Diego. Con frecuencia la distinción respecto a lo peninsular se iba dando en los escenarios de la vida diaria, en las prácticas, en el lenguaje, en la convivencia con los indios, con los mestizos y con los africanos. En el discurso, no obstante, el criollo proseguía considerándose a sí mismo por cierto tiempo como español, sentimiento que respondía a la actitud despreciativa de algunos peninsulares, que lo tachaban de blando, flojo, cobarde, vicioso y también incapaz. Además, los aristócratas dominaban la mayor parte de los órganos de poder en el territorio de realengo, esto es, sujeto de manera directa a la jurisdicción regia. Los cargos de la administración territorial de la monarquía, o son ocupados por aristócratas andaluces, o dan lugar a que nobles de otras zonas acaben formando estirpes en Andalucía. Sevilla era siempre y en todo momento el centro organizador de los tráficos mercantiles y del régimen aduanero anejo o almojarifazgo mayor, pero con frecuencia, desde finales del siglo XIV, los barcos no llegaron a ella sino que se detenían en los puertos ribereños, que actuaban como lugares de depósito de mercancías y reparación de navíos.

Visor De Proyectos

El cuidado de esta rentable actividad se encontraba asegurado, prácticamente sin más ni más límite que nuestro agotamiento de los atunes, y es un caso de muestra singular de vinculación con los mercados exteriores9. Si los negocios de la lana y los cueros interesaron a varios aristócratas y mercaderes de Sevilla y Córdoba, el de la carne para consumo urbano semeja que afectó sobre todo, igual que el de la venta de paños al por menor, a sectores acomodados de las clases medias urbanas, que encontraron en ellos un medio de promoción en aquella temporada de crecimiento poblacional. Los olivares eran extremadamente rentables, su propiedad estaba en manos de la aristocracia y las instituciones eclesiásticas de Sevilla, y era recurrente la administración directa por el dueño, al tiempo que en otros tipos de cultivo predominaban las cesiones de usufructo en arrendamiento o censo enfitéutico. También era habitual que miembros del patriciado urbano hispalense interviniesen en el almacenaje y comercialización del aceite, tanto para el mercado interior para la exportación, dominada a menudo por mercaderes genoveses, hacia los centros textiles de Flandes o Inglaterra, hacia Génova misma o hacia la isla de Chíos, donde los genoveses tenían grandes fábricas de jabón, aunque también las había en exactamente la misma Sevilla.

En todas las provincias y reinos de esta América Septentrional se mostró la enorme Madre de Dios y Señora Nuestra, propicia y liberal en sus favores. Por el hecho de que al paso que la religión verídica se fué dilatando en ellas, fueron medrando las misericordias de esta Soberana Reina, en que exhibe cuánto le agrada el ver extendida la fe de su Hijo en este Nuevo Planeta. De lo cual serán prueba manifiesta los varios santuarios prodigiosos que en él tiene, que son como patentes áreas de trabajo de su piedad17. En tales condiciones de plena autoridad, restaurada y en ejercicio, ¿de qué manera interpretar las Capitulaciones de Santa Fe -17 de abril de que semejan en varios aspectos cesiones exorbitantes de poder en pos de Cristóbal Colón?

También la crisis organizativa de todo el movimiento indígena-campesino por la implantación del modelo neoliberal, o los propios enfrentamientos internos de liderazgo dentro del movimiento indígena y campesino. El movimiento katarista y también indianista fue de los primeros en reintroducir de manera muy explícita la problemática del reconocimiento de los pueblos indígenas del país. Otro hito esencial fue la tesis política de la CSUTCB de 1983, que por vez primera propone temas como la construcción de un Estado plurinacional, la educación intercultural y políglota, entre otros muchos temas.

Santurrones

Mi iniciativa es que los calpulle inferiores incluían el templo , un edificio administrativo y las casas de los nobles, al paso que la población del común se distribuía en el resto del territorio sin precisar ningún otro elemento que diera cuenta de su pertenencia al calpulle. Vistos los datos desde esta perspectiva, las 37 villas podrían tener sentido como los lugares cívico-rituales de los calpulle inferiores y el resto de la población se distribuiría en los terrenos del calpulli arqueológicamente identificados como aldeas rodeadas por su hinterland. De esta manera, los 37 calpulle menores o pueblos registrados en los padrones de Ocotelulco, probablemente tuvieron las características de las aldeas establecidas por García Cook y Merino Carreón. En el momento en que se estudian las contribuciones de la sociología histórica al análisis relacionado, acostumbran a referenciarse autores y temáticas desarrolladas en las Ciencias Sociales de europa y norteamericanas. Se ve que las tradiciones del pensamiento latinoamericano poco o nada hubiesen contribuido al avance de este campo de conocimiento . Varias fueron las teorías que han hablado del origen de los viejos pobladores de las islas agraciadas, atribuyéndoles ascendencia vikinga, cartaginesa, vasca o egipcia.

Retengamos, en conclusión, la imagen de un país donde las ciudades formaban una red densa y bastante, con la población y la fuerza primordiales para dirigir el conjunto de la actividad económica en los inicios del primer capitalismo mercantil6. Pero lo que queremos proteger con el no control del cazador-colector sobre su entorno, es que la unidad de producción realiza un trueque energético únicamente con el medioambiente natural, sin transformarlo para beneficiarse de otros flujos de intercambio de energía. La figura 2 exhibe el gráfico con que Toledo esquematiza los intercambios energéticos entre las sociedades de cazadores y recolectores y su ambiente. En el esquema, la unidad de producción -que se encuentra tanto en la sociedad como en el ambiente natural en que se emplaza- ingresa directamente al medio ambiente natural mediante un flujo de inversión energética -en el que se engloban las técnicas de búsqueda, apropiación y transporte de alimentos-, que se ve equilibrado por un flujo de adquisición energética apoyado en la ingestión de alimentos. El altépetl fue también el modelo de operación para los pueblos, header y sujetos de éstos que se fundaron ahora en intérvalo de tiempo colonial, ya que los habitantes estaban “acostumbrados” a vivir en esa organización; en verdad, los enfrentamientos surgidos a causa de las congregaciones, se debieron tanto a la conjunción de ciudades que proceden de diferentes altépetl como a la obligación misma de desplazarse en un territorio que no se consideraba como propio.