En Que Año Fue La Toma De La Bastilla

Y otros 200 “mártires” engrosaron la lista de los muertos que ocupan la cámara funeraria de la Columna de la Libertad. En el pedestal, una portezuela da ingreso a la cámara funeraria, donde se guardan los cuerpos de 600 “mártires de las barricadas”, que perdieron la vida en la Revolución de julio de 1830, combatiendo para derrocar por segunda vez a los Borbones. Sus nombres están anotados en letras de oro en el fuste de la columna.

Según muchos historiadores, este fue el instante decisivo de la día, el instante en el que Luis XVI perdió la guerra por París y por su poder absoluto. Ahora, una cantidad enorme de hombres se dirigieron a la Bastilla, en el otro radical de la región, para aprovisionarse de pólvora. Finalmente, pasadas las 5 de la tarde, el gobernador Launay mandó abrir las puertas y la guarnición se rindió. Los revolucionarios fueron ganando fuerza en las instituciones. El marqués de La Fayette aceptó el mando de la Guarda Nacional en París, mientras que el académico galo Jean Sylvain Bailly se hizo con la Alcaldía de la capital.

Más En Política

Apenas cinco años antes, el dramaturgo Beaumarchais había fustigado a la aristocracia en Las bodas de Fígaro, cuando el lacayo personaje principal insistía en decir que “los nobles no se tomaban más trabajo que el de nacer”. Respondían al pensamiento de una burguesía a nivel económico fuerte que había bebido intelectualmente de fuentes como Diderot, Voltaire y Rousseau, y que reclamaba un papel en la gestión pública del Estado. En la Revolución Francesa fue vital la toma de conciencia de un grupo social, la burguesía, en torno a su aptitud para transformarse en motor de la sociedad de su tiempo. Frente a su extraordinaria pujanza, los estamentos comúnmente privilegiados, el clero y la aristocracia, no tuvieron ninguna oportunidad de reconducir los acontecimientos, y a la monarquía, anclada en su inmovilismo, asistió atónito a su propio fin. Te contamos qué ha sido lo más esencial que ha ocurrido en el mundo cada semana desde los ojos de National Geographic.

El rumor corrió por las calles de la ciudad como la pólvora y, a las 10 de la mañana del día 14 de julio, cientos de parisinos asaltaron el edificio. Esto, unido al despotismo real de Luis XVI, logró que solo fuera necesario \’prender una mecha\’ para que la situación explotara. Y ese detonante fue la destitución del ministro Necker, un político muy apreciado por el pueblo por ser una de las cabezas visibles de la transformación democrática que Francia se encontraba viviendo en aquellos momentos. En su origen se construyó como una fortificación contra los ingleses durante la Guerra de los Cien Años, pero Richelieu la transformó en prisión del Estado. La Bastilla, asaltada por una turba armada de parisinos en los primeros días de la Revolución Francesa, fue un símbolo del despotismo de la monarquía borbónica gobernante y ocupó un espacio esencial en la ideología de la Revolución. La conquista de la fortaleza pertence a los hechos mucho más importantes de la historia francesa.

Desde Islamabad España Evacúa A Otros 300 Ayudantes Afganos Un Año Tras La Caída De Kabul

Por su parte, el monarca Luis XVI vio de qué manera perdía definitivamente su poder absoluto sin salir del Palacio de Versalles. De esta forma, el rey galo se percató de que no podía reprimir este levantamiento y retiró a las tropas desplegadas en la ciudad más importante francesa. Además de esto, reconsideró la destitución de Necker, que regresó a la ciudad más importante desde Basilea .

La caída del Antiguo Régimen y el comienzo de las movilizaciones de la Revolución Francesa cambió la crónica de Francia para toda la vida. Los comentarios de la destitución llegaron a oídos de los habitantes que decidieron tomar la Bastilla el 14 de julio al grito “la Bastilla será nuestra”. Tras varios altercados que dejaron cerca de cien muertos y mucho más de 60 heridos, Luis XVI y su familia acabaron en la guillotina. Lo que podía ser un simple acontecimiento en el curso del movimiento revolucionario se consagró como el emblema de la victoria del pueblo contra los tiranos. Palacio de Versalles, donde residían los monarcas franceses hasta el estallido de la revolución. En el momento en que la Asamblea Nacional se concedió a sí el título de Constituyente, Luis XVI contempló el fin de la monarquía absoluta.

Sobre la columna se alza una estatua dorada que representa la Independencia. Con las alas desplegadas, está a punto de coger impulso para alzar el vuelo, guiado por la estrella que luce en su frente. En su mano izquierda transporta las cadenas rotas del despotismo, mientras la derecha porta la llama de la civilización. Napoleón Bonaparte suprimió los últimos vestigios que quedaban del foso del castillo, terraplenando toda la región. Para él era esencial eliminar todo rastro de la fortaleza, para eludir que su recuerdo prosiguiera alentando novedosas revoluciones.

La Toma De La Bastilla: Comienza La Revolución

La noticia de la crisis provocó en París una auténtica conmoción. En boca de todos estaban palabras nuevas como libertad, nación, tercer estado, constitución, ciudadano… La disgustada población de París se lanzó al ataque de la prisión de la Bastilla, una antigua fortaleza que se había transformado en símbolo del despotismo real. Su caída a cargo del pueblo constituyó el vibrante comienzo de la Revolución Francesa. El sitio de la bastilla Aquel 14 de julio unos 1.000 ciudadanos se dirigieron a la fortaleza por la mañana. Solicitaron charlar con el alcaide De Launay para que entregara los cañones y las armas que había en la fortaleza a la milicia de París.

La Bastilla es hoy una plaza bastante vulgar, sin más atractivo que una gran columna. Hoy en dia aquella antigua prisión está ocupada por el mejor teatro de ópera de Francia y uno de los mejores de todo el mundo, la Ópera de la Bastilla. A lo largo de la década siguiente Francia sufrió un cambio radical. La generalización de la crueldad de las multitudes convirtió prontísimo la revolución en un torbellino. El reinado del terror que se inició en 1792 fue anticipo de derramamientos de sangre afines en las revoluciones de Rusia y China ahora entrado el Siglo XX. Pero fue tan alto el número de homicidos que los idóneas de la revolución de 1789 quedaron afectados. El terror alejó a países como USA que terminaba de culminar con éxito su propia revolución emancipadora.

Era un monarca dubitativo inútil de tomar resoluciones y que no tenía además ninguna simpatía por las necesidades del pueblo común. La toma de la Bastilla de París ocurrió el 14 de julio de 1789. La Bastilla era una cárcel del Estado que se usó como prisión durante precisamente 400 años, que en ese momento sólo custodiaba a 7 prisioneros y estaba cercada por más de 30 soldados. Los parisinos los liberaron tras una dura guerra y ese hecho supuso el objetivo del Antiguo Régimen y el comienzo de la Revolución Francesa.

Protegía una de las puertas de la región, y era la vía de escape del rey. Por esta puerta, el rey podría alcanzar la ciudadela de Vincennes, una espectacular “ciudad fortificada” a 6 km de París, que todavía puede visitarse en la actualidad. En el momento en que fue tomada al asalto el 14 de julio de 1789, la Revolución Francesa se realizó ya irreversible.