En Qué Año Inicia La Primera Guerra Mundial

En esos días Rusia, Gran Bretaña y Francia firmaban el Pacto de Londres, por el que coordinaban sus fuerzas militares. Soldados británicos heridos y un prisionero alemán a lo largo de la guerra del Somme, en el mes de julio de 1916. Para entonces, el planeta estaba a cargo de una pandemia de gripe que afectaría a un tercio de la población mundial. La «neurosis de guerra» y las consecuencias de la intoxicación por gas se cobrarían miles de vidas mucho más. La Primera Guerra Mundial, también llamada la Gran Guerra, fue uno de los enfrentamientos mucho más letales de la historia y preparó el terreno para otra guerra mundial solo 20 años después.

en qué año inicia la primera guerra mundial

En este contexto, la pérdida de las últimas pertenencias de ultramar en 1898, inclinó la balanza hacia la neutralidad frente a la Enorme Guerra.Sin embargo, nuestra situación fue también personaje principal mediante espionajes y exportación de armas. Los alemanes, además, aprovechan la ocasión para desempolvar reliquias familiares, como las fotografías de los abuelos antes de salir hacia el frente o viejos fajos de cartas que están consiguiendo costes récord en las subastas de antigüedades. La Gran Guerra se puso de tendencia entre los coleccionistas y devolvió a esta época planteamientos políticos que combaten el euroescepticismo con un nuevo espíritu pacifista. Las calles de Berlín, Viena, Paris o Londres han comenzado a llenarse de veteranos tullidos pidiendo dinero en las calles, con sus medallas sobre el pecho y la vida deshecha.

Reflexiona: La Guerra Y Yo

Este acuerdo sería explotado por la extrema derecha nacionalista alemana, entre la que se contaba el partido nazi, para justificar el rearme de Alemania en vistas a una nueva contienda. Pero, como en Verdún los alemanes, fracasaron a la hora de romper las líneas contrincantes, convirtiéndose la ofensiva en otra innecesaria sangría de soldados. En el curso de esta batalla los británicos usaron por vez primera los tanques. En el frente del este, el general ruso Brusilov aprovechó la situación para lanzar a su vez un contraataque por el que derrotó a los alemanes en Galitzia y en Bucovina. Al tiempo que en los Balcanes el Ejército serbio, reorganizado en Grecia con el acompañamiento militar francés y británico, pasaba al contraataque. Los otomanos atacaron los puertos rusos del mar Negro y avanzaron por el Cáucaso, lo que fue replicado por el bombardeo naval británico de la costa turca, además de una ofensiva en Mesopotamia por parte del Ejército de India.

El ejército italiano se replegó hasta el Piave y no pudo reorganizarse si no fuera por la existencia de un contingente franco-británico. En la época de año, la flota alemana había intentado romper el bloqueo naval británico, que le impedía recibir los abastecimientos precisos para proseguir el ahínco bélico, pero fue repelida en Jutlandia. El peligro de que Alemania perdiese sus recursos de trigo y petróleo provocó la substitución de Falkenhay por Hindenburg y Ludendorff, y que se le encomendara al primero apoderarse Rumanía, lo que logró en tres meses. Pese al uso de avances en tecnología como el gas tóxico o los tanques blindados, ambas facciones estaban atrapadas en una guerra de trincheras que se cobró un elevado número de víctimas. Batallas como la de Verdún y la primera batalla del Somme fueron unas de las más mortíferas en la historia del conflicto humano. El conflicto próximamente se expandió al resto del mundo y afectó a las colonias y a los países socios de África, Asia, Oriente Medio y Australia.

Química En Las Trincheras De La Primera Guerra Mundial

De hecho, se estimaba que, para dotar de las armas, suministros y equipo preciso a cada soldado, se precisaban cuando menos tres trabajadores. En las colonias, Oriente Medio sería el escenario de las luchas entre los británicos y el Imperio Otomano. Cabe destacar que, en aquel frente, el oficial británico conocido como Lawrence de Arabia terminaría distinguiéndose en su lucha contra las fuerzas turcas, acaudillando a los árabes en una guerra por liberarse del yugo otomano.

En solo 4 años, entre 1914 y 1918, la Primera Guerra Mundial cambió los conflictos armados modernos, transformándose en entre los mucho más mortales en la historia mundial. La Paz de Brest-Litovskentre Alemania y Rusia fue ventajosa en territorios para los germanos y marcó el final del conflicto en el frente oriental. Enorme Bretaña, Francia y también Italia, atacaron en conjunto y Austria-Hungría terminó rindiéndose. La movilización de millones de hombres para combatir en las trincheras supuso unas consecuencias económicas exorbitantes.

1918 llegó para los aliados con el serio inconveniente de la retirada rusa de la guerra por la revolución soviética. La abdicación del zar no había impedido que el nuevo gobierno de Kerenski siguiera la guerra; pero el Ejército se encontraba fatigado y fue derrotado en Bucovina. La Primera Guerra Mundial tuvo distintas causas, pero sus raíces se encuentran en una compleja red de alianzas entre las potencias europeas. En esencia, fue la desconfianza entre —y la militarización de— la informal «Triple Entente» (Enorme Bretaña, Francia y Rusia) y la segrega «Triple Coalición» (Alemania, el Imperio austrohúngaro y también Italia). La muestra expone que la experiencia de la violencia, tal y como fue vivida en Europa durante la Primera Guerra Mundial, no solo cambió las guerras siguientes, sino asimismo el pensamiento político del siglo XX.

El Desenlace De La Gran Guerra

Ese día, Carlos I de Habsburgo, que había sucedido a Francisco José un par de años antes, abdicaba después de la derrota de sus ejércitos en Italia. Tras la deposición de las armas en las colonias alemanas de África oriental, el día 14, terminaba una guerra devastadora que se había prolongado cuatro años en el momento en que se esperaba que durara solo unos días. Donde mejor iban las cosas para los aliados era en Oriente Próximo, en donde el coronel Lawrence, el mítico Lawrence de Arabia, rebeló a las tribus árabes contra los otomanos, lo que permitió a los británicos tomar Bagdad y Jerusalén.

El mar del norte se transformó en un campo de guerra para los submarinos alemanes y los cruceros socios, que asimismo enfrentan a los germanos en la costa chilena, un ensayo de lo que sería la guerra submarina de los lobos grises de Hitler en 1939. En su afán por publicar una ofensiva definitiva que diera la victoria final a Alemania, el mariscal Ludendorff, el enorme caudillo militar alemán, ordenó ataques masivos en el frente occidental en la primavera de 1918. A pesar de que la ofensiva puso contra las cuerdas a la Entente, Alemania agotó sus últimos elementos y los aliados pasaron al ataque en lo que se denominó la Ofensiva de los Cien Días, sellando la derrota definitiva de Alemania. Por fin, el 11 de noviembre de 1918, el Imperio Alemán solicitaba el armisticio cerca de Compiegne. Alemania conseguiría esenciales éxitos militares en el frente oriental, proclamándose vencedor en oposición al ejército ruso en la guerra de Tannenberg.

Las potencias han comenzado a mandar armamento y soldados a sus colonias africanas. En el mes de octubre Bulgaria declaró la guerra a Serbia y consiguió Macedonia mientras que las balas llegaron hasta Irak. Las tribus árabes, acaudilladas por el príncipe Faisal y Thomas Edward Lawrence se unieron contra el imperio Otomano y han tomado Aqaba. En 1915, el general Falkenhayn, que había sustituido a Moltke adelante del Estado Mayor alemán tras la derrota del Marne, alteró en parte el Plan Schlieffen y decidió terminar con los rusos antes de volcar todos su sacrificios contra franceses y británicos. Con el apoyo austrohúngaro, los derrotó en Gorlice y les forzó a retirarse de Polonia.

Los periódicos de la temporada relataban sus hazañas añadiendo la precisa épica propagandística. En el frente oriental, Rusia se vio perjudicada por la revolución interna de los bolcheviques y solicitó el armisticio comenzando las negociaciones de paz. Alemania redirigió sus elementos bélicos a la pelea contra Francia y Gran Bretaña.

Fallecieron mucho más de 1.000 usuarios, entre los que había más de cien estadounidenses. Pero el hundimiento de ciertos barcos, como el Lusitania y el Sussex, con ciudadanos estadounidenses dentro se volvió en su contra y precipitó la entrada en guerra estadounidense con los socios en abril de 1917. En Italia, meses después, los alemanes arrollaban al general Cadorna en Caporetto.