Especulacion Filosofica

Filosofía idealista que enfoca la verdad desde la perspectiva de principios en general a priori, de la especulación pura, sin tomar en consideración la experiencia. La “fuerza pura de el intelecto” es para esa filosofía, la fuente fundamental del conocimiento. Los sostenedores de la filosofía especulativa se imaginan que es suficiente inventar ciertos principios para lograr imponerlos a la verdad objetiva. La filosofía especulativa está representada en especial por Descartes , Leibniz , Hegel . Al criticar este procedimiento, Engels destaca que el punto de inicio de la filosofía marxista es diametralmente opuesto al de la filosofía especulativa. “…los principios no son ya el punto de partida de la investigación, sino sus desenlaces finales; no se aplican a la naturaleza y a la historia humana, sino que se abstraen de ella; no son la naturaleza y el mundo humano los que se rigen por los principios, sino que éstos llevan razón de ser en relación encajan con la naturaleza y con la historia” (Engels, Anti-Dühring, p. 50, Ediciones Pueblos Unidos, Montevideo, 1948).

especulacion filosofica

Aristóteles hace referencia al conocimiento teórico, contemplativo y especulativo como el mucho más grato y el mejor (Metafísica) y a la contemplación como el fundamento de la felicidad (Ética a Nicómaco). La noción de «sujeto especulativo» representa, para Hegel, la forma filosófica de aprender el principio moderno del sujeto, pero reservando para él una visión ética, o sea, socialmente mediada. Kant pone así límites terminantes a la especulación o razón especulativa. Los filósofos de la Edad Media distinguen la especulación de otras ocupaciones teóricas, basándose en que el término especular se relaciona con reflejar fielmente como un espéculo, es decir que se interpreta como modo de reflejar contemplativamente.

Especulación

Esta página, activa desde 2013, es el resultado del trabajo de un aparato de investigación I+D+i basado en el tema genérico del escepticismo. La historia del escepticismo es rica y compleja, por eso determinar, aclarar y precisar en cada intérvalo de tiempo histórico quienes tienen la posibilidad de llamarse incrédulos y quienes, de alguna manera, participaron de este movimiento (o actividad filosófica) es el objeto de este magno proyecto. En un principio nos hemos basado en el escepticismo griego, es decir en el análisis y las diferencias entre el escepticismo pirroniano, académico y pirrónico-empírico, para seguir, en la actualidad, con el escepticismo de la temporada medieval y sus desarrollos en el Renacimiento. En la Edad Media, la especulación filosófica se mueve, prácticamente exclusivamente, en el horizonte señalado por la religión, un horizonte caracterizado por la “seguridad” desde la fe en una “verdad” revelada. Pese a ello, la contestación escéptica al antiguo interrogante sobre la oportunidad y los límites del conocimiento humano hallan algunos significativos espacios poco estudiados.

especulacion filosofica

Por su parte, el Renacimiento se va a caracterizar por los usos modernos de un pensamiento escéptico viejo sobre la insuficiencia del conocimiento humano. Sistemas filosóficos de Fichte, Schelling y, frente todo, de Hegel, inferidos de un principio, mediante el procedimiento deductivo dialéctico. Los resultados obtenidos por esta corriente de la filosofía especulativa se comentan por dado que la investigación de la dialéctica de las ideas permitía conjeturar ciertos aspectos de la realidad misma. No obstante, la inclinación a argumentar a través de las especulaciones, costara lo que costara, la realidad entera, condujo a los representantes de esa filosofía especulativa a la subordinación servil al objeto, tal es así que se veían obligados a crear como absolutamente necesarias y universales las determinaciones más casuales e particulares del objeto.

Filosofía Especulativa

Ray Brassier Partiendo de estas premisas, Brassier se enfrenta por igual a la neurofilosofía de Patricia Churchland y a la hermenéutica de Martin Heidegger, probando con el ejemplo la posibilidad del diálogo entre la filosofía analítica, orientada hacia los problemas científicos, y la filosofía continental, orientada hacia los “problemas existenciales”. Para Kant, el saber teórico es diferente al conocimiento de la naturaleza pues es especulativo, se refiere a un elemento o a los conceptos de un objeto y es imposible alcanzar a través de una experiencia. Se oponen a lo especulativo Feuerbach y Marx, en las academias hegelianas; y después la mayor parte de las tendencias filosóficas del siglo XX. En el período moderno, muchos autores se oponen a la especulación considerándola sin fundamento y sin ningún propósito práctico ni teorético. Por servirnos de un ejemplo, para Bacon, la especulación es una actividad de la razón que se alimenta a sí.

En el amplio sentido de la palabra, por pensamiento especulativo se comprende el pensamiento teorético. Modo de concebir teóricamente la verdad, basado en construcciones lógicas abstractas, desvinculadas con frecuencia de los hechos científicamente establecidos de la observación y el ensayo. Eran especulativas las construcciones filosóficas iniciales en muchos pensadores viejos helenos, las teorías de escolastas medievales y las doctrinas de la filosofía natural de los pensadores de los siglos 18-19, particularmente, las de Schelling y Hegel, así como de ciertos naturalistas.

Originariamente, el sentido de la palabra especulación no era imaginar algo sin fundamento sino investigar con sumo precaución y minuciosidad algo.

La Especulación Filosófica

Movimientos y muchos otros que han existido en el pasado, por norma general han sido acusados por la sobreabundan cia de las postulaciones especulativas. Abren a una modalidad de pen samiento que ordena a insistir en lo especulativo, aspiración inequívoca de sín tesis, de búsqueda de la unidad en totalidades mayores del ser o la realidad, aliada muchas veces con el desconcierto y el maravillarse del hombre en el segui engaño de los caminos -de la realidad, ocasiones que plantean a la filosofía un desafío permanente. Según este filósofo, la razón o el pensamiento especulativo es el único que puede unir y conciliar los opuestos que se manifiestan en el desarrollo dialéctico; y el que supera las tensiones que este proceso revela. Kant elaboró su teoría del conocimiento confiando en la razón especulativa, con el propósito de limitar las opciones de la razón, en tanto que no se puede aceptar ningún conocimiento fuera de los límites de la experiencia.

No obstante, tiempo después se le concedió a lo especulativo la aptitud de calificar la especie superior de conocimiento. En la mayoría de las doctrinas de esa época es común que se considere a la especulación un estado intermedio que lleva a la contemplación. Mediante la contemplación se considera a Dios como es en sí mismo; por medio de la especulación de qué manera se refleja Dios en las cosas creadas, tal como la imagen se refleja en el espéculo; y a través de la meditación el alma tiene el propósito de alcanzar la contemplación. En el planeta de roma es donde la palabra especulación adquiere un suave concepto peyorativo, al considerarla una actitud desinteresada y poco cívica, puesto que el que se detiene a especular no atiende los temas públicos, que para los romanos son primarios.

Las Tesis De Brassier

El pensador especulativo, partiendo de la “fuerza pura de la inteligencia”, establece determinados principios con los que intenta cubrir toda la realidad objetiva. No obstante, ni un solo sistema especulativo ha resistido la prueba del tiempo, puesto que la realidad, en último término, ha resultado ser inconmensurablemente mucho más rica que cualquier variedad de la filosofía especulativa. Si ésta tiene dentro algunas conclusiones atinadas, hay que tan solo a que presenta como definiciones especulativas suyas, características de la verdad misma. En la actualidad, emplean en gran escala el método especulativo los escolásticos .

El Escepticismo Pirrónico-empírico Y El Escepticismo Académico En Su Desarrollo Histórico

A la medida del avance del conocimiento científico, las concepciones especulativas son rechazadas gradualmente y sustituidas por las científicas. A veces, la especulación se interpreta como especificidad del conocimiento filosófico. Los griegos legaron un imperecedero tesoro literario y artístico a nuestro mundo europeo, y lo mismo se puede afirmar en lo que atañe a la especulación filosófica. El interés de la filosofía griega no consiste sencillamente en el hecho de ser la primera fase de la especulación europea, en su planteamiento inicial de inconvenientes que han ejercido una extraordinaria predominación en el pensamiento posterior y que conservan aún el día de hoy su relevancia; sino que su relevancia también deriva del propio valor intrínseco de sus respuestas. Desde sus inicios en el Asia Menor, la filosofía griega salió desarrollando sin pausas hasta alcanzar sus mucho más conseguidos frutos en las filosofías de Platón y Aristóteles, así como en el Neoplatonismo de Plotino, que ejercitaron gran predominación en el pensamiento cristiano posterior.