Etapas De Froy

Esta organización fálica en la pequeña denuncia la asimetría y diferencia en relación de la misma evolución en la persona del varoncito. El clítoris será tomado por Freud como un apéndice fálico (según la fantasía de la niña este apéndice puede realizarse). La relación con el objeto se relaciona con la retención y la expulsión de las heces, que realizando una transposición es equivalente al don y al rechazo. Concurre durante el segundo y tercer año, tiempo atravesado por la adquisición del control de esfínteres. La organización de la libido se encuentra bajo la primacía de la zona anal. Sigmund Freud es uno de los principales teóricos del siglo XX que, con base en la disciplina del psicoanálisis, intentó dar respuesta a la forma de actuar de los humanos según su edad biológica.

etapas de froy

En las fases que le suceden a la adolescencia encontraremos rastros que en principio los habíamos tomado por finiquitados, y en cambio se sostienen por periodos más o menos largos. Estas connotaciones podrían enturbiar el tránsito del desarrollo si lo aplicamos rígidamente. El monto cuantitativo de las pulsiones aumenta con relación al periodo de tiempo de la preadolescencia.

Su correlato es la experiencia religiosa y el hallazgo de la belleza en todas expresiones. En la adolescencia como tal, concurre un giro definitivo hacia la heterosexualidad, concomitante a una renuncia irreversible y última del objeto incestuoso. Estas compras serán precisamente las que favorecerán el que el adolescente pueda combatir la energía pulsional que le invadirá. Por este motivo, se deriva que la inmadurez sensible es producto del ignorar alguna meta específica de la etapa y sustentarse en aquello alcanzado en la fase previo (regresión). Acompañando a estas evoluciones, las funciones del yo adquieren fuerza para oponerse a la regresión. Esto deja que se puedan afianzar ocupaciones del yo como la percepción, la memoria, el pensamiento y la educación.

Intimidad

Al varón le es propio sublevarse frente al superyó adoptando una actitud de desafío. Esa actitud es la oposición precisamente de las tendencias pasivas, femeninas, que en su día adoptó en frente de la figura paterna, inscrito en la trama edípica. Por otra parte, es conveniente llegar a la seguridad con respecto de la comprensión social, altruismo y la empatía.

Para una mirada impresionante de de qué forma el psicoanálisis ha influido en el arte, consulte ellibroArte y psicoanálisis deLaurie Schneider Adams . Para una visión más breve de la interacción entre los dos, puede localizar una descripción general buena y sucinta a través dela lección online deIvy Roberts titulada “El impacto del psicoanálisis en el arte”. La resistencia al régimen asimismo se puede comprender de una manera mucho más general, no psicoanalítica. Después de todo, la resistencia al tratamiento no es una ocurrencia infrecuente. Antes de Freud, los sueños se consideraban insignificantes y también indiferentes divagaciones de la mente en reposo.

La Pirámide De Maslow Y Otras Teorías De La Psicología Transpersonal

Como hemos citado, el Yo efectuará un despliegue de defensas para proteger su integridad. También se genera un buen giro en lo que se refiere a la pasividad y la actividad. El joven pasa de ser controlado, de manera pasiva, al deseo de supervisar cantidades mucho más importantes y abarcativas de todo el mundo que le circunda. De todos modos, como indicábamos con el péndulo, de ida y vuelta+, se produce en este campo, la ambivalencia, mostrándose igual para el varón como para la mujer. Tenemos la posibilidad de realizar una distinción justificada entre la adolescencia temprana y la adolescencia llamada como tal. Más tarde a la preadolescencia se prosigue un intérvalo de tiempo de intentos repetidos de separación de los elementos primarios de amor.

Por el polo materno, prosigue suponiendo una atracción para el joven de los dos géneros. Asimismo concurre que ciertos jovenes adoptan ese sitio pasivo-ligado de la figura paterna, cuestión que le hace ingresar en la activa de las pulsiones gays, que pueden ser temporales o perdurables. La relación de forma directa proporcional se hace evidente cuando mencionamos que cuanto más pasivo se ubique más desplegará su defensa, a través de fantasías y rebeliones.

En esta etapa joven, la imagen que ven puede no corresponder a su comprensión interna de su yo físico, en cuyo caso la imagen se transforma en un ideal por el que luchan a medida que se desarrollan . Entre mediados y finales de la década de 1900, el psicoanalista francés Jacques Lacan solicitó un regreso a la obra de Freud, pero con un enfoque renovado en el inconsciente y una mayor atención al lenguaje. Si alguna vez has leído el libro “El señor de las moscas” de William Golding, entonces has disfrutado de la alegoría de la cabeza de Freud como encarnada por Jack como el Id, Piggy como el ego y Ralph como el superyó. La imagen de arriba proporciona un contexto de este modelo de “iceberg” en el que gran parte de nuestra mente existe en el reino de los impulsos e impulsos inconscientes. Breuer descubrió que sus síntomas disminuyeron cuando la ayudó a recobrar recuerdos deexperiencias traumáticasque ella había reprimido u ocultado a su mente consciente. Este objetivo se logra al charlar con otra persona acerca de las considerables cuestiones de la vida, las cosas que importan y hundirse en las complejidades que se encuentran bajo la superficie de apariencia fácil.

Deja Un Comentario Anular La Contestación

Interpretación propiamente dicha, que se refiere a la hipótesis propuesta por el analista del significado inconsciente que relaciona todos y cada uno de los puntos de la comunicación del cliente entre sí . En esta parte, daremos una corto pero completa descripción de la teoría y la práctica psicoanalíticas, el encontronazo del psicoanálisis en otras disciplinas y áreas, y las críticas más frecuentes del psicoanálisis. Asimismo podría preguntarse exactamente en qué se distingue el psicoanálisis de otras maneras de terapia de conversación, y de qué forma difieren las teorías detrás del psicoanálisis y otras maneras de terapia de conversación. La evolución normal puede ofrecer sitio a desvíos, dominados por dos mecanismos fundamentales, por una parte la fijación de la libido en fases u elementos anteriores en el avance, y por otro la regresión o tendencia a regresar a las fases no superadas. La sucesión de las fases del avance de la sexualidad tiene una base biológica, pero hay múltiples maneras de solucionar los enfrentamientos presentes, tanto las pulsiones del Yo (autoconservación) como distintas causantes externos tienen la posibilidad de jugar un papel definitivo.

Almacena contenidos que pueden ser inaceptables, desapacibles, dolorosos, problemáticos y más que nada angustiantes para la persona. Con todo, ¿sabías que las teorías de Freud son solo una pequeña parte de todo el conocimiento psicoanalítica de hoy? Si tienes ganas de saber más, puedes echarle una ojeada a nuestro curso en desarrollo psicoanalítico. Las reacciones de ambivalencia, narcisismo y fijación desarrollan un papel importante. Durante la adolescencia temprana y la adolescencia como tal es conveniente que renuncien a los elementos primarios de amor.

Especialista En Desarrollo Psicosexual En La Infancia

Investigar y investigar esas vivencias para ofrecer solución al inconveniente de una persona. Tras regresar a Viena, compartió sus teorías con sus colegas, pero fue rechazado por todos, a excepción de Josef Breuer que le apoyó económicamente para abrir su solicitud. El libro de normas para estudiantes de psicoanálisis y psicoterapiapor Sheldon Bach .