Fecha En La Que Inicia La Revolución Francesa

En otras palabras, Francia dejaba de ser una monarquía absoluta, transformándose en una monarquía constitucional. Desde el tercer estamento se demandaba pasar de una división por estamentos a una Reunión Nacional en la que el voto fuese individual. Pero a pesar de ello, los diputados de la Reunión, acordaron dar una constitución a Francia. Estas políticas consiguieron controlar las rebeliones interiores, se consiguieron éxitos militares y se frenó el caos económico. Pero los métodos empleados por los jacobinos con Robespierre a la cabeza, singularmente el Terror, les hicieron cada día más impopulares. Una vez que los diversos peligros se distanciaban, los miembros del congreso de los diputados de la Convención lograron liberarse de ellos a través del golpe para derrocar al gobierno de Termidor de julio de 1794.

fecha en la que inicia la revolución francesa

Los rebeldes desarmaron a todos y cada uno de los soldados defensores de la fortaleza. Había sido construida en el siglo XIV como fortaleza militar y se había usado desde entonces como prisión del Estado. Prisioneros conocidos fueron el escritor y filósofo Voltaire y el Marqués de Sade. La Revolución Francesa empieza con la convocatoria de los Estados En general en el mes de mayo de 1789. El 17 de junio los Estados En general crean un órgano autónomo al que llamarán Asamblea Nacional. El poder legítimo por el momento no está en manos del Rey sino a cargo de la Reunión que representa al pueblo.

La Toma De La Bastilla De París

La Segunda Enmienda reconocía el derecho del pueblo a portar armas. La Primera Enmienda prohibía al Congreso violar la independencia de religión, de expresión y de prensa, así como obstruir el derecho de asamblea y de enseñar protestas. Suiza había debido reprimir una nueva revuelta en Ginebra a principios de año, y ahora se encontraba devastada por revueltas campesinas en su territorio. O sea, los derivados de un contrato entre el señor y sus vasallos, (impuestos sobre el trigo, etcétera.) se sostendrían a cambio de un pago del semejante a veinte ocasiones su valor anual. (Según la leyenda romana, Bárbaro había ordenado que sus hijos fuesen ejecutados por tratar de restaurar la monarquía.) Por último, los censores hubieron de ceder y la obra fue presentada al público.

A pesar de ingresar en guerra con diversas potencias europeas, la República de Francia logró sobrevivir al acoso en todo el mundo. El 27 de julio de 1794 se causó un golpe de estado de carácter conservador contra los jacobinos. Robespierre y sus fieles fueron condenados a muerte y ejecutados. La burguesía conservadora recobró el poder y puso en marcha el “terror blanco”. Empezó la etapa, conocida como del Directorio, o como llaman ciertos autores, la República de los propietarios. Se eliminaron los comités de la etapa previo, la Constitución democrática y las medidas radicales.

Años De Ruptura Con La Tradición

En la era napoleónica –o de la consolidación revolucionaria– sumaron a su organigrama un prefecto. Era un delegado del gobierno central, que de este modo cohesionaba el te­jido burocrático del país, radial y con eje en la capital. De esta manera, la an­tigua estructura de la sociedad, vertical y estanca, dio paso aun activo esquema horizontal, donde alguno podía entrar a los cargos públicos y a la propiedad. El país galo, donde las tierras y las riquezas pronto estuvieron repartidas entre considerablemente más sucesos que poco antes, se transformó en el europeo con mayor proporción de pequeños dueños. La Bastilla había sido tomada, y lo que podía haber sido un acontecimiento mucho más en el curso del movimiento innovador se consagró frente sus contemporáneos y frente a la historia como el emblema de la victoria del pueblo contra los tiranos.

El rey deseaba el enfrentamiento pues era su última promesa para recuperar el poder. Los girondinos deseaban prolongar las ideas revolucionarias, al paso que los jacobinos temían las secuelas del enfrentamiento. La Reunión declaró la guerra a Austria a instancias de los girondinos. La insurrección provocó la destitución y encarcelamiento de Luis XVI. Era el fin de la Monarquía y se proclamó la República.

En el momento en que la Reunión Nacional se concedió a sí misma el título de Constituyente, Luis XVI contempló el fin de la monarquía absoluta. Es probable que el desarrollo de aniquilación del Antiguo Régimen, de haberse movido exclusivamente en el ámbito ideológico, hubiera precisado de un ritmo considerablemente más extendido en el tiempo y apacible en la manera. En 1789, Francia tenía 26 millones de pobladores, buenos elementos naturales y una cierta hegemonía política reforzada por el triunfo alcanzado en América al respaldar a los rebeldes contra Inglaterra.

fecha en la que inicia la revolución francesa

En el final, los segundos se hicieron con el control de la Convención, resaltando su principal líder, Robespierre. En enero de 1793 se juzgó al rey Luis XVI, que fue condenado a muerte y guillotinado el 21 del mismo mes. Este hecho enconó la guerra y en el interior reventaron revueltas realistas, como la de la Vendée, interpretada por los campesinos de la zona del Loira. El 17 de junio de 1789 el tercer estado, comandado por un conjunto de revolucionarios parisinos, se retiró de los estados en general y formó la asamblea nacional cuyo propósito era redactar una constitución. Un presionado Luis XVI reunió los estados generales para tratar de la crisis económica. La economía era cada vez más enclenque y muchas personas se moría verdaderamente de hambre.

La Revolución Francesa En Aquel 14 De Julio De 1789

La opresión política y popular envió a la guillotina a los reyes, nobles, clérigos, enemigos políticos como los girondinos y hasta los propios jacobinos como Danton. La Constitución establecía una Monarquía constitucional moderada como forma de gobierno. Además de esto, se reconocía la división de poderes con un legislativo fuerte en frente de un ejecutivo débil por los recelos de muchos diputados hacia el monarca. El legislativo residiría en una Asamblea Nacional Legislativa permanente y con grandes poderes en materia fiscal y de elaboración de leyes. El ejecutivo recaería en el rey, cargo hereditario, auxiliado por un gobierno con ministros que podía escoger. Podía ejercer el veto suspensivo sobre las leyes, pero solamente por un tiempo, ya que, si la Asamblea votaba una ley, en el final debía entrar en vigor.

Desvelan El Contenido Censurado De Las Cartas De María Antonieta A Su “amado” Conde Sueco

“Desde el próximo 11 de nivoso , el calendario gregoriano se volverá a utilizar en todo el Imperio francés”, rezaba el edicto. En su afán refundador, la Revolución trató de cambiar también la cuenta del tiempo, dividiendo el día en diez fracciones que daban lugar a diez horas. Sin embargo, el pueblo no se habituó, y esta reforma fue derogado en 1795 (o en el año III del calendario revolucionario). Para la historia, y como herencia, han quedado curiosos relojes que marcan 10 horas. La iniciativa de la Revolución Francesa era producir un mundo nuevo bajo un nuevo orden. Del mismo modo que cambió el noménclator de algunas calles, para cambiar la ordenación del espacio, se optó por mudar asimismo la ordenación del tiempo.

Especificaciones De La Revolución Francesa

La capacitación de las nuevas generaciones en los especiales revolucionarios era un tema prioritario. Ya la Convención había predeterminado la escolarización obligatoria y gratuita. Los gobiernos consecutivos prosiguieron este sendero para garantizar el acceso de todos los ciudadanos a los resultados positivos de la instrucción, antes reservada a los estamentos que podían costearse la enseñanza de forma privada. Las leyes y la economía, el arte y la ciencia, la educación, el ejército, el papel de la Iglesia, la administración territorial… Todos y cada uno de los aspectos del estado habían cambiado respecto del Antiguo Régimen.