Fecha En La Que Inició La Revolución Francesa

El poder legislativo sería ejercido por una asamblea bicameral, compuesta por el Consejo de Jubilados y el Consejo de los Quinientos. Esta Constitución suprimió el voto universal masculino y restableció el voto censitario. En cuestión de horas, los nobles y el clero perdieron sus permisos.

fecha en la que inició la revolución francesa

La campaña para la decisión de los representantes de los tres estamentos fue agitada, publicándose varios folletos y obras políticas, como el popular“¿Qué es el Tercer Estado? Cada estamento realizó documentos –“cuadernos de protestas” (cahiers de doléances)- que reflejaban sus aspiraciones, protestas y necesidades. Recalcaron los elaborados por los representantes de la burguesía, varios de ellos abogados y de otras profesiones liberales, que llevaron un programa propio, opuesto a la monarquía absoluta y a la presencia de los estamentos privilegiados. Un financiero francés nacionalizado español que había aportado atrayentes ideas a la política económica de españa, entre las que destacaba el proyecto de creación de un banco nacional. Estas ideas le habían valido la amistad de los ilustrados y asimismo muchos contrincantes. Jovellanos intervino ante Campomanes en defensa de su amigo, pero no tardó en ser designado a Asturias como inspector de minas.

La Asamblea Legislativa Y La Caã­da De La Monarquã­a (1791-

Sí se sabía, en cambio, que en tal reunión habían estado representados (con exactamente el mismo número de miembros) la nobleza , el clero y la burguesía . El gobierno aceptó esta propuesta, pero dejó a la Asamblea la tarea de saber el derecho de voto. La Revolución Francesade 1789 representó el objetivo de un planeta, lo que entonces se llamaría Antiguo Régimen, y el comienzo de otro, una época actualizada que en cierta forma sigue siendo la actual. Luis XVI encarnó en su catástrofe personal la contradicción irremediable entre las dos temporadas.

fecha en la que inició la revolución francesa

La guerra exterior, la lucha de partidos y la persecución insuperable del contrincante en el interior crearon una situación insostenible, que sólo se remedió con el establecimiento de un nuevo tipo de monarquía, la de Napoleón. De alguna forma, el ciclo iniciado en Francia en 1789 continuó proyectándose en el siglo XX con las revoluciones rusas de 1905 y 1917 o la mexicana de Zapata y Pancho Villa. Y la estela de la Bastilla se alarga hasta esta época, en el momento en que las democracias modernas se reconocen hijas, o por lo menos nietas, de la Revolución Francesa. Lo mismo pasa con algunas recientes solicitudes indigenistas y con toda reivindicación de autodeterminación y justicia social.

Revolución Francesa

Durante 1790 se generaron movimientos anti-revolucionarios, pero sin éxito. En este periodo se intensificó la influencia de los «clubes» políticos entre los que resaltaban los Jacobinos y los Cordeliers. El movimiento de los monárquicos para denegar este sistema fue desmontado por el pueblo de París, compuesto principalmente por mujeres (llamadas con desprecio «Las Furias»), que marcharon el 5 de octubre de 1789 sobre Versalles. Tras múltiples incidentes, el rey y su familia se vieron obligados a abandonar Versalles y se trasladaron al Palacio de las Tullerías en París.

Por otro lado, el ensayo galo influía notablemente en otros países. Lo hacía a través de la guerra, con las conquistas napoleónicas, o bien como modelo a seguir por esos pueblos que pretendían sacudirse de encima una corona o independizarse de una metrópoli. La burguesía europea tomaba buena nota de los progresos logrados en Francia. El lugar del régimen republi­cano en 1792 había abolido los privilegios de casta dominantes desde la Edad Media. Con la caída del máximo exponente de esta estructura feudal, el rey, desaparecieron derechos arbitrarios, como el contundente peso político de los nobles sobre el resto de la población.

Desvelan El Contenido Censurado De Las Cartas De María Antonieta A Su “amado” Conde Sueco

Desde entonces, el día de la Bastilla se festeja de año en año en Francia como festivo recordando la histórica día en la que el pueblo francés ganó su libertad. Al comienzo fue una atracción turística, pero un año después en 1790 un empresario consiguió permiso para demoler la composición y poder venderla por piezas a los cazadores de recuerdos. A continuación, eligieron asistir a la bastilla para conseguir allí mucho más pólvora y munición y para destrozar aquel símbolo ancestral del sistema político y social aristocrático, el viejo régimen.

Secuelas De La Revolución Francesa

En la era napoleónica –o de la consolidación revolucionaria– sumaron a su organigrama un prefecto. Era un encargado del gobierno central, que de este modo cohesionaba el te­jido burocrático del país, radial y con eje en la ciudad más importante. La Revolución asimismo replanteó las competencias de la Iglesia y el Estado, anteriormente sincronizados. Por un tiempo separó a este último de la religión, sobre la base de las libertades de culto, conciencia y expresión.

Contenidos De Economía

Hoy en dia aquella vieja prisión está ocupada por el más destacable teatro de ópera de Francia y uno de los mejores de todo el mundo, la Ópera de la Bastilla. Los parisinos los acogieron con enorme entusiasmo y bautizaron el cántico como La Marsellesa. Otro símbolo de la Revolución francesa es el gorro frigio (también llamado gorro de la independencia), llevado en particular por los Sans-culottes. Aparece también en los Escudos Nacionales de Francia, Haití, Cuba, El Salvador, Nicaragua, Colombia, Bolivia, Paraguay y Argentina. El cargo de cónsules lo ostentaron Napoleón Bonaparte, Sieyès y Ducos por un tiempo hasta el 12 de diciembre de 1799. El mismo día en el que se reunía la Convención , todas y cada una de las tropas francesas derrotaron por vez primera a un ejército prusiano en Valmy, lo cual señalaba el inicio de las llamadas Guerras Revolucionarias Francesas.

No obstante, como el voto se realizaba mediante estamentos, la propuesta se encontraba sentenciada al fracaso. La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con la intención de divulgar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Mucho más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de intimidad. El 27 de julio de 1794 se causó un golpe de estado de carácter conservador contra los jacobinos. Robespierre y sus seguidores fueron condenados a muerte y ejecutados. La burguesía conservadora recobró el poder y puso en marcha el “terror blanco”.

E, inevitablemente, el modelo de esta renovación integral se tomó como ejemplo en aquellas otras latitudes en que asimismo se perseguía la soberanía del pueblo en los asuntos colectivos, la libertad política y la igualdad frente a la ley. Francia estaba de estreno tras el vendaval revolucionario y el mundo la miraba fascinado. El 17 de junio de 1789 el tercer estado, comandado por un grupo de revolucionarios parisinos, se retiró de los estados en general y formó la reunión nacional cuyo propósito era redactar una constitución. Un instante de la historia en el que Francia atravesaba una temporada muy convulsa. La sociedad estaba dividida en estamentos y la mayoría del pueblo se encontraba excluido.