Fray Bartolome De Las Casas Biografia Breve

Entre los parientes más próximos de la familia estaba el capitán Francisco de Peñalosa, amigo de Cristóbal Colón. Son aquellas que posibilitan el seguimiento y análisis del comportamiento de los clientes en nuestra página. La información recogida se usa para la medición de la actividad de los clientes en la web y la elaboración de concretes de navegación de los clientes, con el objetivo de progresar la página web, tal como los bienes y prestaciones ofertados. \’La Brevíssima relación de la destrucción de las Indias\’, tratado que abre el fuego, relata, provinc… Nuestra edición, que conmemoró el cuarto centenario de la muerte de Las Viviendas, consta del facsímil de la edición princeps de 1552 y de su transcripción, tal como de 2 extensos prólogos de Lewis Hanke y Manuel Giménez Fernández.

El padre y la madre tienen por enorme honra que alguno tenga por bien de llevarles su hija, si bien sea virgen, y tenella por amiga, y esto estiman por confirmación del amistad entre sí. Y por el hecho de que esta vida el Almirante sabía que aquí los españoles vivían, y encontraban en la tierra para esto utensilio cuanto desear podían, con razón juzgaba que era la mejor de todo el mundo para hombres viciosos y haraganes. Fue varón de grande ánimo, esforzado, de altos pensamientos, inclinado naturalmente, a lo que se puede inferir de su historia y hechos y escrituras y charla, a acometer hechos y obras egregias y destacadas. Tolerante y muy sufrido (como abajo mucho más parecerá), perdonador de las injurias, y que no quería otra cosa, según dél se cuenta, sino conociesen los que le ofendían sus errores y se le reconciliasen los criminales.

Consagrado en Sevilla , se trasladó a Indias y entró en su sede por año siguiente. Decretó su Confesonario, que prohibía absolver a conquistadores, encomenderos y traficantes de armas, si antes no se retractaban, liberaban a los indios y restituían todos sus recursos. La obra fue traducida y publicada en todos y cada uno de los lenguajes posibles rápidamente transformándose en la prueba irrefutable de la maldad de españa en los territorios americanos. Cualquier acto que se hiciese en territorios colonizados iba a ser explicado gracias a una crueldad racial innata si pararse a contrastar apunte alguno.

– Tema De La Obra De Fray Bartolomé De Las Casas

Así que, por las causas susodichas, fue constreñido el Almirante a despachar los estos cinco barcos de indios cargados, los cuales fueron en tal hora, que de su llegada a Castilla y de la relación que a los Reyes logró por sus mismas cartas el Almirante entonces se produjo y proveyó31que perdiese su estado, y le sucedieron mayores amarguras y disfavores y desconsuelos que hasta el momento había sufrido trabajos. No, cierto, por lo que había insultado a Francisco Roldán ni los que con él andaban alzados, sino por las injusticias muy grandes y no oídas otras semejantes que contra estas inocentes gentes cometía y había perpetrado, y por su ejemplo Francisco Roldán y el resto quizá fue causa ocasional que perpetrasen. Y de este modo, lo primero cesante, lo último con lo del medio cesase, y todo cesando, quizá no dejara Dios que Francisco Roldán ni el resto rebeldes y tiranos contra él se levantaran ni cometieran en estas mansas y humildes gentes tantos y tan enormes estragos, lo que sin embargo, él floreciera y gozara felicemente del estado que misericordiosamente (como él siempre reconocía y confesaba, y por ello a Dios alababa) le había concedido, que por fin permitió (para su salvación, cierta, según yo creo) por las estas causas fuera dél privado. Pero es de haber enorme lástima que no advirtiera cuál fuera de sus angustias y caimiento en la estima y nombre de este su negocio de las Indias y de sus disfavores y adversidades la causa; pues si la sintiera, no existe duda sino que como era de buena intinción y deseaba no errar y todo lo enderezaba a honor de Dios, y como él siempre decía, de la Santa Trinidad, todo lo enmendara, y asimismo la amabilidad divina su sentencia y castigo o lo revocara o lo templara. El 19 de mayo de 1520, Carlos I firma en La Coruña la “Capitulación para poblar la costa de Paria concedida a su capellán Bartolomé de Las Viviendas”, a través de la que se comprometía a colonizar y evangelizar una franja de costa de 300 leguas desde Paria en Venezuela hasta Santa Marta en Colombia y a fundar tres ciudades con privilegios para sus pobladores sin excluir el tráfico de otros españoles. Las Casas zarpó de Sevilla en diciembre de 1520, pasando a Puerto Rico en el primer mes del año de 1521 y luego a Santo Domingo.

fray bartolome de las casas biografia breve

Por tal motivo, en 1540, Las Casas y su compañero Rodrigo de Ladrada viajaron a España para entrevistarse con Carlos V y denunciar los abusos que los encomenderos ejercían sobre la población indígena, y al mismo tiempo, reclutar monjes dominicos y franciscanos con destinos a las metas de Guatemala. La audiencia tuvo lugar en el mes de abril de 1542 en Valladolid, donde prestó el emperador oídos a las solicitudes de Las Viviendas, que presentó en un “Memorial de denuncias de abusos”. Carlos V quedó asombrado por las acusaciones y dispuso la convocatoria de unan junta que debería estimar la situación de Indias y redactar ordenanzas para gobernar dichos territorios. El resultado fue la promulgación en noviembre de 1542 de las Leyes Nuevas, que eran una actualización de las Leyes de Burgos y Valladolid de 1512 y 1513, y planteaban la abolición de las confías y libertad de los indígenas puestos bajo protección directa de la Corona.

Relación Con Otros Personajes Del Dbe

El volumen tres de esta magna obra incluye los episodios finales del “Libro tercero” en donde Las Viviendas relata los viajes de Vasco Núñez de Balboa, los repartimientos y las confías, las crueldades hacia los indios, la llegada de los dominicanos a la isla de Cuba y el descubrimiento del río de la… Redactada hacia 1542, la Muy breve es la obra de un gran conocedor de las Indias, convencido de su superioridad ética e intelectual, que se erige en defensor de los indígenas para lograr que el Emperador Carlos y más tarde su hijo, Felipe II, prohiba las guerras y las encomiendas. Este tratado, impreso por primera vez en 1942 y precisamente reputado como una de sus grandes obras, apela a verdades universales y desarrolla una doctrina precisa en defensa de la razón cristiana. A fines de 1552 y principios de 1553, Las Viviendas se desplazó a Sevilla, donde llevó a la imprenta distintos tratados que fueron impresos en los talleres sevillanos de Sebastián Trujillo y Jácome Cromberger, y entre las que formaban parte la Muy breve relación de la destrucción de las Indias.

Fueron tan imprevistas para conquistadores y encomenderos, que hubo que diferir su aplicación, pero su contenido salió imponiendo de a poco e influyeron, cada vez más, con su humanitarismo, en los hispanos del Nuevo Mundo. Allí toma contacto con el padre dominico Pedro de Córdoba influenciando tanto al joven Bartolomé que este, de carácter apasionado, utópico y poco dado a la templanza, no solamente se ordena sacerdote sino prosigue los pasos de Francisco de Asís. En Cumaná, actual Venezuela, funda una colonia donde pone en práctica sus principios para adoctrinar a la población local. Creía firmemente en los medios pacíficos como única forma de llevar el evangelio a los indios.

Biografías Que Citan A Este Personaje

La figura de Fray Bartolomé de las Viviendas ha generado polémica desde la publicación de su obra, ya que es considerado un beato para unos y un traidor para otros. Hasta Menéndez Pidal se atrevió a apreciar su legado tachándolo aun de pueril o fanático. Para el investigador (comprometido espiritualmente con el legado literario en lengua de españa), las palabras del religioso se debían a un fanatismo que no tenía presente otros factores, amén de acusarlo de soberbia. Este es un ejemplo de las pasiones que levanta esta figura, entre los primeros en defender unos elementales derechos humanos aunque, a la par, no tuviera problemas en aconsejar el trabajo negrero. De capacitación autodidacta, marchó a las Indias en 1502, diez años después de su hallazgo.

Los Indios De México Y Novedosa España

No obstante, Bartolomé nunca alcanzó las tierras andinas a causa de los varios contratiempos y capítulos de carestía y enfermedad, provocando que el grupo no pudiese avanzar más allá de tierras nicaragüenses, donde se detuvieron en el mes de abril de 1535. De vuelta a La Española, a finales de 1507, pronto entró en contacto con los dominicos de la isla, liderados por fray Pedro de Córdoba, y entre aquéllos que estaba fray Antón de Montesinos. El domingo de Adviento del 21 de diciembre de 1511, los integrantes de la Orden de Predicadores en La De españa redactaron un sermón condenatorio fundamentado en el Evangelio de San Juan. Para esto, Montesinos fue el encargado de llevar a cabo lectura desde el púlpito de la principal iglesia de Beato Domingo.

Si se enojan de sus maridos, de forma fácil con algunas yerbas o zumos abortan, echando muertas las criaturas; y si bien andan desnudas todo el cuerpo, lo que es vergonzoso de tal forma lo tienen cubierto con hojas o con tela o con determinado trapillo de algodón, que no se semeja. Y los hombres y las mujeres no se mueven mucho más pues todo lo secreto y vergonzoso se vea o ande descubierto, que nosotros nos movemos observando los rostros o manos de los hombres. Son limpísimos en todos sus cuerpos ellos y ellas, por lavarse frecuentemente. Estas son sus expresiones, puesto que defectuosas cuanto a nuestro lenguaje castellano, el que no sabía bien, pero más insensiblemente dichas. Y lo bueno dello es que dice que con el nombre de la Santa Trinidad se podían enviar todos y cada uno de los esclavos que se pudieran vender en todos y cada uno de los estos reinos; y frecuentemente creí que aquesta ceguedad y corrupción aprendió el Almirante y se le pegó de la que tuvieron y el día de hoy tienen los portogueses en la negociación, o por verdad decir, execrabilísima tiranía en Guinea, como arriba, comentando della, se vido. Yo no dudo que si el Almirante creyera que tenía que suceder tan perniciosa jactura como sucedió, y supiera tanto de las conclusiones primeras y segundas del derecho natural y divino, como supo de cosmografía y de otras doctrinas humanas, que nunca él osara introducir ni principiar cosa que debía conllevar tan calamitosos daños, porque absolutamente nadie va a poder negar él ser hombre bueno y católico; pero los juicios de Dios son profundísimos, y ninguno de los hombres los puede ni debe estimar traspasar.