Inicio Y Termino De La Primera Guerra Mundial

Además de esto, los grandes inventos y avances técnico-científicos de la Industrialización se pusieron al servicio de la guerra. Hubo armas nuevas y capaces que provocaron muerte y destrucción en dimensiones ignotas hasta la fecha. En el mes de noviembre Japón extendió la guerra a Oceanía con la ocupación de las islas Marshall, Carolinas y Marianas. Las levas eran gigantescas pues había que reemplazar a millones de muertos, más de 9 en toda la contienda. Al principio los voluntarios llenaban las áreas de trabajo de reclutamiento, pensando en un enfrentamiento veloz, pero en el momento en que las trincheras se clavaron al terreno la atmósfera festiva desapareció.

inicio y termino de la primera guerra mundial

A las víctimas fatales que se estaban registrando en los campos de guerra hubo que sumarles 50 millones de muertes más a causa de la gripe de 1918. Manifestación a favor de la entrada de Rumanía en la guerra (lo haría el 27 de agosto de 1916) en el bando de la Triple Entente, celebrada en la ciudad más importante, Bucarest. Desde ambos bandos se fomentaron y se financiaron manifestaciones para ganarse el beneplácito de los ciudadanos. El mariscal Pétain fue loado por la sociedad francesa por sus sacrificios para defender Verdún de las embestidas alemanas. A lo largo de la II Guerra Mundial mutaría a villano al ser jefe de Estado de la Francia colaboracionista de Vichy.

De Qué Manera Comprender La I Guerra Mundial En 50 Fotos: La Historia Como Nunca Se Explicó

Un incidente de fatales consecuencias en el destino del mundo respondería a la pregunta de por qué se produjo la Primera Guerra Mundial. El origen de la Primera Guerra Mundial se remonta al día 28 de junio del año 1914. Fecha en la que el archiduque Francisco Fernando de Austria fue ejecutado en la ciudad de Sarajevo, lo que desencadenó la I Guerra Mundial.

inicio y termino de la primera guerra mundial

El mar del norte se transformó en un campo de batalla para los submarinos alemanes y los cruceros socios, que también enfrentan a los germanos en la costa chilena, un ensayo de lo que sería la guerra submarina de los lobos grises de Hitler en 1939. En su afán por publicar una ofensiva definitiva que diese la victoria final a Alemania, el mariscal Ludendorff, el enorme caudillo militar alemán, ordenó ataques masivos en el frente occidental en la primavera de 1918. Pese a que la ofensiva puso contra las cuerdas a la Entente, Alemania agotó sus últimos elementos y los socios pasaron al ataque en lo que se denominó la Ofensiva de los Cien Días, sellando la derrota definitiva de Alemania.

Se firmó el 28 de junio entre los países socios y Alemania y de esta manera se puso oficialmente fin a la Primera Guerra Mundial. Entró en vigor el 10 de enero del año siguiente y también impuso fuertes sanciones a Alemania, que estuvo pagando el coste de la guerra hasta 2010. Actuaron en la retaguardia y en el frente, como empleadas en factorías de municiones o como soldados, y si bien la historia solo glorifique las gestas de los hombres, la Primera Guerra Mundial no puede desgranarse sin el papel que desempeñaron las mujeres.

El Último Intento De Los Alemanes

Ahora en el siglo XIX se fraguaron las primeras tensiones políticas entre las grandes potencias europeas. El avance económico y el proteccionismo, hicieron que los estados europeos buscasen extenderse a nuevos territorios. Las colonias en Asia y África pasaron a convertirse en una esencial fuente de materias primas, tal como asimismo suponían la expansión a novedosos destinos empresariales para los países de europa. No hay registros oficiales, pero se estima que fallecieron alrededor de 9 millones de soldados y mucho más de 7 millones de civiles. El número de víctimas fue mucho mayor que en guerras anteriores, en parte por los avances tecnológicos de la guerra. Los países veían este conflicto como una oportunidad para justificar la guerra, una excusa para conquistar otros países de manera legítima.

A su vez, Austria-Hungría atacó Serbia sin alcanzar ningún objetivo importante. [newline]Los inconvenientes de abastecimiento se hicieron palpables en todos los países que participaron en la contienda. Las materias primas escaseaban, se impuso el racionamiento y otra serie de controles, sin dejar de lado que se hicieron enormes sacrificios para conseguir sustituir a los trabajadores que habían marchado a la guerra. Por eso muchas mujeres terminasen ocupando los puestos que los hombres habían dejado vacantes en las factorías. En 1873 se produce una crisis que terminaría con la supremacía económica británica y con la etapa librecambista socia a la Primera Revolución Industrial. Desde este instante y hasta principios del siglo XX, se causó la Segunda Revolución Industrial, lo que supuso un avance económico para bastantes de los países que participaron en la contienda.

Apoyo A La Guerra

Comenzaron las movilizaciones de los ejércitos, y las sucesivas declaraciones de batalla entre países. Por otra parte, cuando Alemania consiguió posicionarse como un país líder en los campos mencionados previamente, decidió extenderse en los mercados internacionales. La flota de esta nación estaba en desventaja con la de Enorme Bretaña, con lo que realizaron un política de construcciones navales para desequilibrar el monopolio británico de los mares. Estas medidas llevadas a cabo por Alemania, obligaron a Londres a aliarse con Francia para formar la Entente Cordiale el 8 de abril de 1904.

En verdad, colosales peleas como Verdún y el Somme se convirtieron en un sangriento ejemplo de lo que significaba la Primera Guerra Mundial. Cientos de miles de hombres perecían entre el alambre de espino, inútiles de lograr ganancias territoriales importantes. La fase inicial del conflicto se caracterizó por una guerra de veloces ofensivas.

El Ejército y la Marina alemana han comenzado a promover revueltas en el frente negándose a pelear. En la propia Alemania, hubo disturbios protagonizados por los obreros. El miedo a la revolución llevó a los dirigentes alemanes a plantearse el objetivo del conflicto. Se proclamó entonces la República de Weimar y el 11 de noviembre de 1918 Alemania firmó el armisticio que puso fin a las hostilidades armadas de la Enorme Guerra.

La idea fracasó, ya que los aliados frenaron la ofensiva en el Marne, exactamente en el mismo sitio donde Joffre había hecho abortar en 1914 el Plan Shlieffen. En 1918 los dos bandos atravesaban serias dificultades tanto militares como económicas. Sin embargo, la fatiga era mucho más visible en el bando de las potencias centrales que en el aliado, ya que la incorporación de los Estados Unidos al conflicto había supuesto una auténtica inyección de elementos materiales y humanos.