Juicio Eichmann

juicio eichmann

Tras ser encontrado y capturado en Argentina, el líder nazi Adolf Eichmann, conocido como el arquitecto de la Solución Final, fue juzgado en Israel en 1961. Eichmann fue declarado culpable y condenado a muerte. A medianoche, entre el 31 de mayo y el 1 de junio de 1962, Eichmann fue ejecutado en la horca.

La captura de Eichmann

Al final de la Segunda Guerra Mundial, Adolf Eichmann, como muchos de los principales líderes nazis, intentó huir de la derrota Alemania. Después de esconderse en varios lugares de Europa y Oriente Medio, Eichmann finalmente logró escapar a Argentina, donde vivió durante varios años con su familia bajo un nombre falso.

En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, Eichmann, cuyo nombre había surgido numerosas veces durante los juicios de Nuremberg, se había convertido en uno de los criminales de guerra nazis más buscados. Desafortunadamente, durante muchos años, nadie sabía en qué parte del mundo se escondía Eichmann. Luego, en 1957, el Mossad (el servicio secreto israelí) recibió un aviso: Eichmann podría estar viviendo en Buenos Aires, Argentina.

Después de varios años de búsquedas fallidas, el Mossad recibió otro consejo: es muy probable que Eichmann viviera bajo el nombre de Ricardo Klement. Esta vez, un equipo de agentes secretos del Mossad fue enviado a Argentina para encontrar a Eichmann. El 21 de marzo de 1960, los agentes no sólo habían encontrado a Klement, sino que estaban seguros de que era el Eichmann que habían estado cazando durante años.

El 11 de mayo de 1960, los agentes del Mossad capturaron a Eichmann mientras caminaba de una parada de autobús a su casa. Luego llevaron a Eichmann a un lugar secreto hasta que pudieron sacarlo de contrabando de Argentina nueve días después.

El 23 de mayo de 1960, el Primer Ministro israelí David Ben-Gurion hizo el anuncio sorpresa al Knesset (Parlamento de Israel) de que Adolf Eichmann estaba detenido en Israel y que pronto sería juzgado.

El juicio de Eichmann

El juicio de Adolf Eichmann comenzó el 11 de abril de 1961 en Jerusalén, Israel. Eichmann fue acusado de 15 cargos de crímenes contra el pueblo judío, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y pertenencia a una organización hostil.

Específicamente, los cargos acusaban a Eichmann de ser responsable de la esclavitud, inanición, persecución, transporte y asesinato de millones de judíos, así como de la deportación de cientos de miles de polacos y gitanos.

El juicio iba a ser un escaparate de los horrores del Holocausto. La prensa de todo el mundo siguió los detalles, lo que ayudó a educar al mundo sobre lo que realmente sucedió bajo el Tercer Reich.

Mientras Eichmann se sentaba detrás de una jaula de cristal a prueba de balas, 112 testigos contaron su historia, con detalles específicos, de los horrores que experimentaron. Esto, más 1.600 documentos que registran la implementación de la Solución Final fueron presentados contra Eichmann.

La principal línea de defensa de Eichmann era que sólo seguía órdenes y que sólo desempeñaba un pequeño papel en el proceso de asesinato.

Tres jueces oyeron las pruebas. El mundo esperaba su decisión. El tribunal declaró a Eichmann culpable de los 15 cargos y el 15 de diciembre de 1961 lo condenó a muerte.

Eichmann apeló el veredicto ante el Tribunal Supremo de Israel, pero el 29 de mayo de 1962 su apelación fue rechazada.

Cerca de la medianoche, entre el 31 de mayo y el 1 de junio de 1962, Eichmann fue ejecutado en la horca. Su cuerpo fue cremado y sus cenizas esparcidas en el mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *