/** * */ La Chispa Mujer De Camaron Biografia - Todo biografias

La Chispa Mujer De Camaron Biografia

La mujer de Camarón lleva prácticamente 30 años viuda y no obstante jamás se ha planteado pasar página. Treinta años tras su muerte, José Monje Cruz,Camarón de la Isla, todavía es una historia de historia legendaria del flamenco. Este mito de la música, a la altura de figuras como Jim Morrison, Elvis Presley o Jimi Hendrix, fallecía el 2 de julio de 1992 en Badalona. (EFE/Román Ríos) La Venta de Vargas, establecida en 1921, es un negocio familiar que actualmente transporta la cuarta generación de exactamente la misma familia. Lugar de acercamiento de cantaores, artistas y toreros, quiere sumarse a los homenajes del 30 aniversario del cantaor. Lolo Picardo, al frente del negocio, al lado de sus 2 hermanos y su primo, comenta que “la Venta Vargas es, para el mundo gitano y flamenco, como una catedral.

Fallecido el 2 de julio de 1992, su nombre hace tiempo que entró en la mitología del flamenco. Sus discos se venderán aproximadamente; probablemente no muchos como su leyenda puede ofrecer a entender; pero igualmente todavía se habla de él. En este momento es objeto de una disputa de su familia contra el Municipio de su pueblo, la Isla de San Fernando. Hay por medio reclamaciones de dinero de estos allegados a José Cruz Monje, que es como se llamaba el cantaor, cerca de un museo en su honor, todavía sin abrir. A las pequeñas siempre nos gusta que los hombres sean mayores que una.

(EFE/Kiko Huesca) El Municipio de San Fernando ha ordenado el festival Soy Gitano. A partir de las nueve de la noche, en la trasera del castillo de San Romualdo, actuarán Jorge Pardo, Rubem Dantas, Tino Di Giraldo, Carles Benavent, Carmen Linares, Lole Montoya, La Mari de Chambao, Javier Ruibal, Juan Carmona Jesús Castilla y Pedro el Granaíno. Después, los artistas irán a cenar a la Venta de Vargas, donde asimismo habrá una noche musical particular actuando Carmen la Shica al cante, Marcos de Silvia a la guitarra, Javier Bey al cante y la guitarra, y María Jesús Ramos, la Niña, al baile. Alfonso Rodríguez, reportero que ha crecido en San Fernando en exactamente el mismo vecindario gaditano de la familia de Camarón de la Isla, es el creador de este libro, la primera biografía autorizada del cantaor, y quien ha convencido a Dolores Montoya, La Chispa, a fin de que cuente de su voz el lado mucho más próximo del cantaor.

Mujer El Día De Hoy

“Qué pena, que un alma tan pura, tan libre, se viera preso por esa maldita basura… La mayor parte de la multitud que convivía con Camarón hacía lo mismo. Prácticamente todos mojaron en la salsa”, cuenta la viuda, que a inicios de los 80 llevó al cantaor a la consulta de Camus. Cuando Camarón lanzó La leyenda del tiempo, los mucho más puristas del flamenco no comprendieron el nuevo camino que se encontraba marcando el de la Isla sin dejar de lado “lo que llevaba dentro”, como él mismo afirmaba. Su revolución, no obstante, captó aún más adeptos y transversalizó un género que extendió a todos y cada uno de los públicos. “Terminé grabando en ese disco y después comenzó a invitarme a sus recitales en vivo y ciertas grabaciones de televisión y de sus discos”, un tiempo en el que con él, y con Paco de Lucía, descubrió que instrumentos como los que él toca, la flauta y el saxo, también podían formar parte del repertorio flamenco. Aunque indudablemente, el plato fuerte de este homenaje a Camarón es el concierto que se festeja este sábado en el ambiente del Castillo San Romualdo y del Centro de Interpretación de Camarón. El fotógrafo jerezanoJuan Carlos Toroha sido el responsable de transformar aquella imagen, tomada poco antes de que Camarón enfermara en el camerino tras un concierto, en una instalación de diez por diez metros.

la chispa mujer de camaron biografia

La Chispa revela anécdotas como la que ocurrió en el verano de 1990 en el momento en que su representante le llamó para mencionarle que Mick Jagger actuaba en Madrid y que, en lugar de cinco millones de pesetas, deseaba que Camarón cantase en una fiesta privada que iba a ordenar. «No sé si fue Mick Jagger o fue Michael Jackson quien quería conocerlo. Hubo un comentario de alguno de ellos que afirmaba que ojalá se le pegara la vitalidad que tenía él cantando». «Un hombre de Australia, o no me acuerdo de qué pueblo ha dicho, vendió su moto para venir al entierro y a conocernos. Hay chiquillos que aprueban la carrera y le piden a su madre que le traigan a La Línea, para conocerme. De los tres a los 90, Camarón sigue sin dejar a absolutamente nadie indiferente».

El trabajo de montaje y la iniciativa fueron de Juan Carlos”, dice a Vanitatis. Para La Chispa, cuenta el periodista, el proceso ha supuesto “llorar mucho” por el hecho de que, por primera vez, entraba en el desván en el que al morir Camarón, el 2 de julio de 1992, guardó empaquetados todos sus recuerdos, sus fotos, sus guitarras -las tenía hasta del 1800-, ropas y hasta notas, para empezar a desentrañar sus recuerdos. Camarón “nunca se sintió una persona especial”, cuenta en el libro la viuda, que confiesa que “el mal sigue latente” y que, para ella, cada día es “un día menos sin José y uno mucho más con Camarón”. «A lo largo de 25 años, me he mantenido en mi lugar -sintetiza orgullosa, desconfiada y dulce-. Si bien no viva, no es por el hecho de que sea Camarón, pero siempre ocupa el sitio que se merece un padre en una casa.

Precisamente, San Fernando (Cádiz), su localidad natal, recuerda al artista este sábado con un concierto y la instalación de unmural gigante desde una fotografía de 1991, efectuada porJoaquín Hernández \’Kiki, en la entrada de la región, muy cerca del Centro de Interpretación que se dedica al cantaor, que cumple suprimer aniversario. Más allá de tener cáncer de pulmón y a las advertencias de su mujer, Camarónseguía fumando.Es tal como le retrató Iglesias un 2 de mayo, justo dos meses antes de sufallecimiento. En el momento en que se hallaron en Estados Unidos por vez primera, no comenzó a hacerle fotos de primeras porque tenía una semana por enfrente para acompañar al cantaor y a su familia. La alegría y la pena que se divide en pequeños capítulos que señalan datos ahora conocidos – “mis fuentes han sido otras biografías de Camarón, artículos de prensa de la época, libros sobre flamenco”, reconoce– que saltan en el tiempo con paradas en píldoras biográficas sobre otros personajes señeros que se cruzaron en la vida del cantaor. El modo perfecto en el que Camarón de la Isla conoció a “La Chispa” tuvo que ver con un acontecimiento habitual que se daba anteriormente y que para absolutamente nadie resultaba alarmante ni perturbador. Hoy, absolutamente nadie lo toleraría y, seguramente, si alguien se animara, se enfrentaría a un escándalo con esenciales implicancias judiciales.

\’la Chispa\’ «me Afirmaron En El Momento En Que Camarón Era Como Los Faraonesque Moría Con Él Su Mujer»

Acaso un nieto, aún de corta edad, parece que puede algún día resucitar el cante del abuelo que no llegó a entender, el mitificado Camarón de la Isla, al que los turistas que asisten a su pueblo quieren recordar visitando los sitios por los que transcurría su historia, empezando por su reconstruida vivienda y terminando en “La Venta de Vargas”. En el momento en que se abra el Museo ( de ahí el enorme interés del Municipio por la memoria de su paisano) no le cabe duda a absolutamente nadie que será muy visitado. Y claro está, la Chispa desea con toda razón y justicia, llevarse una parte del futuro pastel. La mujer del Príncipe del flamenco se transforma “en carne y hueso” de su memoria en el momento en que se cumplen 25 años de la muerte del músico. Cada 5 de diciembre, toda la familia acude a la tumba del cantaor para celebrar su cumpleaños.

la chispa mujer de camaron biografia

Teóricamente, los royalties de las grabaciones del cantaor, la asignación del Ayuntamiento de San Fernando, tal como ingresos extra, como los derivados de la serie de Netflix encargada de Camarón, deberían bastar para el sustento de su familia. “Lo que ocurre es que charlamos de una familia de parados, con cada vez más gente, poco a poco más mayores, y la Chispa es la gallina que tiene a todos debajo del ala. Pero claro, eso asimismo debería tener sus límites”, apunta Montiel. Un Camarón al que Romero introduce tirando de sus recuerdos infantiles, de en el momento en que “me lo crucé alguna vez por las calles de La Línea, seguido de un séquito de personas y con una imagen muy carismática que me dejó muy marcado”, rememora. El respeto y el sentimiento se mantuvieron íntegros, no obstante, no fue una labor fácil acompañar al Camarón de la Isla como mujer y eso es algo que “La Chispa” ha expuesto sin miedos ni remordimientos.

Camarón, Alén De La Historia De Historia Legendaria, Más Allá Del Tiempo

A inicios de año, el artista fue a Rochester, en Estados Unidos, para tratarse delcáncer del pulmónque le habían diagnosticado. La periodista y fotógrafa vascaVictoria Iglesiasle acompañó durante unos días para hacer un informe fotográfico para larevista \’Panorama\’. Le había retratado unos meses antes así que el cantante le reconoció. El guitarrista fue insultado por ciertos exaltados en el mismo entierro del cantaor, mientras portaba su féretro, en entre los capítulos mucho más tristes de la historia flamenca. La viuda de Camarón salió al paso de estas acusaciones tratando de atemperar los ánimos, pero hace cinco años volvió a la carga. También se lamentó Chispa de que el director Jaime Chávarri, tras el éxito de su filme Camarón , no le abonara los que corresponden derechos.

“Ojalá estuviera aquí con nosotros. Recuerdo del último cumpleaños con él, por el momento no se encontraba muy bien. En marzo le diagnosticaron la enfermedad [cáncer de pulmón] y en el mes de julio se nos fue”, recuerda Dolores Montoya La Chispa , su mujer, en charla con LOC. Ella y sus cuatro hijos (Luis, Gemma, Rocío y José) se han encargado de sostener viva la leyenda del cantaor. Ser de Camarón es como una religión, una cuestión de fe que excede la filia o la fobia al flamenco.

Su Gran Fotografía

“Este año no sé si podremos desplazarnos por la pandemia. Nos pasa lo que menos pensábamos, ojalá termine pronto”. El año pasado se le logró un homenaje a Camarón en San Fernando que contó con la existencia de artistas como Raimundo Amador o El Canelita. “Estuvimos desde ámbas de la tarde hasta las cinco de la mañana. Sí que festejamos bien su cumpleaños”, concluye La Chispa.