Olimpia De Gouges Biografia Resumida

Parafraseando el enorme archivo programático de la revolución, Olimpia de Gouges denunciaba que la revolución hubiera olvidado a las mujeres en su proyecto igualitario y liberador. De Gouges se puso del lado de los girondinos moderados contra los montañeses, defendió a Luis XVI y pidió un plebiscito para que los ciudadanos tengan la posibilidad de escoger su forma de gobierno. Tras la caída de los girondinos en el verano de 1793, fue detenida y doblegada a un simulacro de juicio, y el 3 de noviembre fue mandada a la guillotina. Continuó escribiendo folletos que dirigía a los representantes de la Revolución, a los Clubes patrióticos y a distintas personalidades. Olimpia de Gouges fue una autora, dramaturga, panfletista y filósofa política francesa, que nació el 7 de mayo de 1748, en Montauban, Francia. Olympe de Gouges era una mujer llevada a cabo a sí misma y oculta por la máscara con la que había tratado de ocultar sus humildes orígenes.

Condenada a muerte por comulgar con los principios girondinos y haber apoyado un estado federado, fue guillotinada al amanecer del día siguiente. Olympe decidió, con su Declaración de derechos de la mujer y de la ciudadana, ponerlas sobre el papel y proporcionarles voz con inusual contundencia. La misma con la que acostumbraba a decir que “si la mujer puede subir al cadalso, también puede hacerlo a la tribuna pública”. No tardó en cerrar filas con los girondinos, la facción mucho más moderada de la revolución. Y, preocupada por las desigualdades sociales que afectaban primordialmente a las mujeres, los niños y los ancianos, dio a luz la que sería su obra cumbre y la que le lograría un espacio de excepción en el panteón de las diosas laicas del feminismo. Una mujer, Olympe de Gouges, advirtió que la Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano que la había inspirado parecía omitir a la mitad del género humano.

La revolución francesa, la mas avanzada de las que la burguesía condujo, fue un enorme caldo de cultivo para la acción femenina. En el desarrollo del desarrollo revolucionario las mujeres conquistaron la supresión del derecho de primogenitura y abolición de los permisos de masculinidad, consiguieron igual derecho de sucesión que los varones y lograron el divorcio. Gouges, considerada entre las predecesoras del feminismo, escribió varias proyectos teatrales, aparte de novelas y opúsculos político-sociales, y dirigió el jornal L\’ Impatient. Fundó la Société populaire de femmes, y en 1791 redactó, en respuesta a la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano , la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, donde Gouges reclamaba la igualdad de derechos de las mujeres. Adversaria de Robespierre, publicó la carta Pronostic de Monsieur Robespierre pour un animal amphibie, por la que fue acusada de de intrigas sediciosas y guillotinada. Con el pseudónimo de Olympe de Gouges, escribió múltiples proyectos de teatro y montó una compañía teatral itinerante que de forma rápida comenzó a accionar en teatros de toda Francia.

Sociales

Ya que, por poner un ejemplo, ha propuesto la creación de maternidades para la protección de las madres y sus hijos. Corrían los años ochenta del siglo XVIII y Francia vivía vísperas revolucionarias. Olympe, vinculada a círculos de la masonería y integrante del llamado Club de los amigos de los negros, se implicó de lleno en la política antiesclavista.

Demandó sin éxito un juicio, pero no ha podido evitar el expeditivo tribunal innovador. Sus pasquines «Olympe de Gouges en el Tribunal revolucionario» y «Una patriota perseguida»tuvieron una gran repercusión, pero serían sus últimos textos. Su defensa de los Girondinos después de que estos fueran eliminados de la escena política en junio de 1793, le valió ser detenida en el mes de agosto de 1793 bajo la acusación de ser la autora de un letrero a favor de éstos. Enferma por la culpa de una herida que se había infectado, fue transferida a una enfermería carcelaria. Para su detención le fuera mucho más soportable, empeñó sus joyas en el Monte De Piedad consiguiendo así que la trasladaran a una pensión burguesa donde se recluía a los detenidos enfermos de la alta sociedad.

Editorial Txalaparta

“Los enragés (facción mucho más extremista de los revolucionarios) no se habían atraído solamente a los más revolucionarios de los sans culottes parisinos, también se habían atraído a su órbita a las mujeres mucho más revolucionarias. Prolífica autora política, se manifestó claramente contra la represión jacobina y contra Robespierre y Marat. Desde ese momento, tomó partido por los Girondinos, quienes si bien eran revolucionarios, no estaban de acuerdo con el “Reino del Terror”. Olimpia de Gouges advirtió entonces sobre los peligros de la dictadura, criticando poderosamente la política de Robespierre. En 1793, intentando defenderse de las acusaciones que condujeron a su muerte, escribió «Olimpia de Gouges en el Tribunal revolucionario» y «Una patriota perseguida«, sus 2 últimos pasquines. En 1790 escribió otra obra sobre la esclavitud, llamada “El mercado de los negros” (Le marché des Noirs).

De esta manera observamos como a través del tiempo las clases explotadoras han predicado la naturaleza femenina deficitaria . Con esta pseudo teoría se intentó sostener y justificar el acatamiento de la mujer. En este sentido, es necesario comprender y recordar que la revolución francesa dio pautas para un nuevo sistema, proclamó la igualdad, la independencia y la fraternidad como los pilares fundamentales del nuevo orden constituido o que estaban por formarse. Se dictó la ¨Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano¨ . No obstante, Olimpia de Gouges, componente y personaje principal de la revolución fue guillotinada por sus compañeros de pelea por divulgar la ¨Declaraciòn sobre los Derechos de la Mujer¨. Los comentarios, no obstante, la deseaban fruto de la relación extramatrimonial de su madre con un aristócrata llamado Jean-Jacques Lefranc de Caix de Lisle, quien, años después, le facilitaría una sucesión de contactos con las elites intelectuales del París prerrevolucionario.

Comentarios Sobre Olympe De Gouges

Olympe De Gouges reclamó sin descanso que se le juzgara para lograr defenderse de las acusaciones que pesaban sobre ella, y eludir así el expeditivo tribunal revolucionario. Con este fin, compuso 2 avisos que logró sacar de su rincón de reclusión y que tuvieron una amplia y extensa difusión,”Olympe De Gouges en el Tribunal Revolucionario” y “Una Patriota Perseguida” los cuales fueron sus últimos textos. Asimismo, fue protectora del reconocimiento de los hijos nacidos fuera del matrimonio, por la parte del padre. Esto hace que sea vista como una precursora de los derechos de los pequeños, tanto a una identidad como a sistemas que aseguren su protección.

Escribió distintas proyectos de teatro y estableció una compañía teatral itinerante que recorría la zona de París presentando sus proyectos. A los 17 años, en 1765, se casó con un hombre mayor, de quien al poco tiempo quedó viuda y con un hijo llamado Pierre Aubry. Desilusionada con el matrimonio, lo calificó como la tumba de la confianza y del amor. De haber vivido, habría debido ver cómo su único hijo, Pierre Aubry, renegaba de ella para librarse de la guillotina.

Para llegar a tal conclusión solo había tenido que ver la insuficiente situación donde vivían muchas mujeres de su ambiente e incluso acudir a su propia experiencia. Ridiculizada por su franco y obstinado feminismo, sus tempranos intentos de ordenar a las mujeres, su manifiesto rupturista por los derechos femeninos y despreciada como traidora a la revolución por ponerse en contra a la pena de muerte contra el rey Luis XVI y su familia, se convirtió en un fin del Terror jacobino. La madre de Marie, Anne Olympe Mouisset Gouze, se encontraba casada con Pierre Gouze, un carnicero; el padre biológico de Marie pudo haber sido Jean-Jacques Lefranc , marqués de Pompignan. Marie se casó a los 16 años y fue madre de un hijo, pero el matrimonio duró poco.

El pensamiento de Olympe de Gouges es, aparte de feminista, heredero de Montesquieu. Protege la separación de poderes, y aunque en un comienzo apoyó la monarquía constitucional –se dirigió a la reina María Antonieta solicitando la protección de la mujer y se opuso a la ejecución de Luis XVI–, se adhirió al final a la causa republicana. Contagiada por la fiebre revolucionaria, en 1789 se lanzó a la palestra política con Lettre au Peuple ou le projet d’une Caisse patriotique (Carta al pueblo o proyecto de una Banca patriótica), publicada en el Journal Général de France. En ella proponía una serie de medidas para paliar la coyuntura económica por la que atravesaba el país. Esta librería online es fruto de años de alianzas entre TXALAPARTA y decenas de editoriales independientes. Diviértete con acceso a millones de ebooks, audiolibros, gacetas y mucho más de Scribd.

Luchó por la igualdad, contra la esclavitud y a favor de los derechos de las mujeres. Más allá de su ideología revolucionaria – o quizá a causa de ella – fue guillotinada en el mes de noviembre de 1793 en París, tras la purga que prosiguió a la Revolución Francesa. Su hijo renegó de ella públicamente y Francia y el Planeta la han sepultado durante mucho más de 250 años.