Organización Política Y Social De La Cultura Teotihuacana

Las esculturas de figuras humanas seguían un único patrón estilístico que se reflejaba en la manufactura y en las des de cuerpo y rostro. Los diseños de la pintura mural fueron cambiando sutilmente en lo que se refiere a colores, tonos y líneas de expresión. Pero siempre y en todo momento se observan las mismas constantes y un empleo afín de los materiales, como por servirnos de un ejemplo la mezcla de mica en la pasta del estuco. Desde temporadas muy tempranas (fase Tzacualli o Teotihuacan I, d. C.), Teotihuacan comenzó a transformarse en una enorme metrópoli.

En el momento en que procuramos modelos culturales y de gobierno, volteamos de forma exclusiva a las “democracias y repúblicas” de las viejas Grecia y Roma, y jamás a los pueblos de las Américas. Dado que Teotihuacan, la ciudad mucho más grande del Nuevo Mundo, tuviese un género de gobierno colectivo o de concejo es un enorme hallazgo que debe darse a conocer al público como alternativa para el modelo grecorromano. Es algo fundamental en nuestra visión de los pueblos indígenas de América y nuestra manera de hablar de sus logros. Sin duda su sistema era más colectivista que el de los aztecas y los mayas. Así pues, cabe preguntarse que, incluso si la Pirámide del Sol de Teotihuacan hubiese sido construida por un gobernante absolutista, como sugiere el ámbito de Cowgill, ¿acaso no es posible que hubiera incentivos de participación para todos los que hicieron el trabajo y quienes lo organizaron? ¿Quizás Teotihuacan no ha podido haber tenido mayores o inferiores, o diferentes, incentivos de participación durante su crónica?

Las Civilizaciones Fluviales

Otras deidades, como Huehuetéotl, el dios del fuego, o Xipe Totec, «nuestro señor descarnado», acostumbraban a estar presentes en el interior de las casas a través de esculturas de piedra y barro. Teotihuacan significa en lengua náhuatl ‘el sitio de los dioses’ o ‘el sitio donde se hacen dioses’. Considerada como la mayor localidad prehispánica nunca construida en el continente americano, fue un centro cultural, político y espiritual. En esta gran metrópoli antigua se desarrolló, a lo largo de mucho más de 800 años, entre las sociedades mucho más esenciales del México precortesiano.

organización política y social de la cultura teotihuacana

A esto hay que sumar construcciones como collcas y tambos, que estaban delegados por esta amplia red vial y que asimismo estaban construidos en piedra. Dominada por 2 pirámides gigantes y una avenida sagrada, la localidad da testimonio de un ambicioso poder político-militar y una organización popular muy estricta, superada solo por civilizaciones antiguas como Roma y Egipto. Unos 2 siglos después, en 1521, los conquistadores españoles derrocaron al Imperio mexica. En el momento en que los arqueólogos comenzaron a tomarse en serio las excavaciones, sabían tan poco como los propios mexicas sobre los constructores de la región.

Organización Política

Sus primordiales monumentos —la Pirámide del Sol y la Pirámide de la Luna, unidas por la Calzada de los Muertos, el bellísimo Palacio de los Jaguares o el templo de Quetzalcóalt— son referentes de la civilización universal. Si bien no es una civilización tan famosa como otras pertenecientes a la misma nación, representó un factor fundamental para la capacitación de otras etnias nacientes en exactamente la misma región Mesoamericana. No obstante, a pesar de su gran alcance, asimismo corresponde a uno de los territorios menos conocidos, pues sus raíces y dispersión aún cada día de el día de hoy es un terminado misterio para los especialistas. No se sabe cuál era el idioma usado por los primeros pobladores y el nombre que podrían ofrecerle, más allá de que se descubrió mucho sobre su sociedad en su auge, merced a las excavaciones arqueológicas en el área. Ciertas teorías señalan a las etnias otomí, mazahua, totonaco, tepehua o chocholteco.

organización política y social de la cultura teotihuacana

Las piezas que se dan a conocer, algunas de ellas de grandes dimensiones, revelan un alto refinamiento y un espíritu cosmopolita, abierto a las primordiales culturas de América central. Los expertos especulan que la estructura política con la que se regía esta cultura había de ser muy bien sistematizada y estructurada para lograr gobernar por consiguiente tiempo una civilización tan amplia y poblada. La principal teoría es que los Teotihuacanos eran guiados por varios gobernantes de la élite que pertenecían a exactamente la misma composición y organismo político cuya función era la toma de resoluciones de máxima importancia de cara al desarrollo de la población.

Assessment: Achievements Of The Maya, Aztecs, And Incas

Con los quipus los gobernantes registraban los tributos recibidos y también la proporción de población del Imperio. Como los incas no desarrollaron ningún tipo de escritura, los quipus asimismo les permitieron el registro de hechos esenciales. Las piezas revelan un alto refinamiento y un espíritu cosmopolita, abierto a las primordiales etnias de América central.

La ciudad de Teotihuacán fue la vivienda de una de las civilizaciones mucho más influyentes en la época Precolombina, hoy día es un espacio histórico que no dejó muchos rastros de lo que fue su pueblo, revela con nosotros cómo era la Organización Social de los Teotihuacanos. El comercio, sobre todo, debía ocupar un área esencial de las actividades de Teotihuacán, lo que les habría dado importancia regional y los haría receptores de otros elementos presentes en las ruinas, como el jade, la turquesa, el cinabrio, la hematita. Si bien algunos consideran que Teotihuacán debe existir tenido una vigorosa monarquía como sistema político para lograr la excelencia, todavía no hay prueba arqueológica de la presencia de reyes. La teoría mucho más admitida es la del liderazgo compartido entre jefes de estado de igual o similar poder.

Civilización Inca Brain Pop Video: Https://wwwbrainpopcom/socialstudies/worldhistory/ Incacivilization/

A partir de ese instante los grupos se fueron fragmentando, formando localidades y anejos, que de a poco brindaron sitio a la prosperidad de esta civilización. Según los historiadores, esta última razón tendría considerablemente más sentido en el contexto de la grandiosidad y la extendida duración de la civilización teotihuacana, y explicaría mucho mejor la ausencia de gobernantes egocéntricos y glorificados. Como se ha dicho al principio, hasta ahora se creía que la sociedad se encontraba gobernada por una administración estatal teocrática. En otras palabras, los mandatarios de esta civilización ejercen su poder no solo como jefes de estado, sino más bien asimismo como líderes religiosos que representan a los dioses. Este hecho provoca que los arqueólogos e historiadores discuten teorías sobre las semejanzas y paralelos en la vida política y popular de los teotihuacanos, en comparación con el resto de las civilizaciones mesoamericanas posteriores.

El eje primordial era la llamada Calzada de los Muertos, que atravesaba la localidad en dirección norte-sur y comunicaba la Pirámide de la Luna con la Ciudadela y el Enorme Grupo, un espacio abierto reconocido como el mercado de la región. Las culturas prehispánicas impulsaron la construcción de enormes centros rituales. Todos esos centros fue un intento de reproducir la estructura del Universo. Los poderes políticos y económicos adoptaron como sede los centros ceremoniales .