Que Factores Propiciaron El Fin De La Primera Guerra Mundial

El Imperio austro-húngaro, tras soliciar responsabilidades al Gobierno serbio por el asesinato del archiduque y su mujer les declaró la guerra. El mayor temor alemán radicaba en que la diversificación de los combates, que tenían rincón contra Francia en el frente occidental y contra Rusia en el oriental. Para poder efectuar frente a similar compañía, los alemanes inventaron el conocido como Plan Schlieffen, preveía una ofensiva para eliminar el grueso de las fuerzas francesas y después bajar toda la capacidad militar de Alemania contra Rusia. Pero alén de que el ejército alemán tenía un millón y medio de efectivos, los ejércitos de Francia y Colosal Bretaña lograron frenar el progreso invasor en las peleas del Marne y de Ypres.

La tecnología que había generado la guerra se emplearía en la siguiente guerra mundial solo dos décadas después. Pese al empleo de avances en tecnología como el gas tóxico o los tanques blindados, ambas facciones estaban atrapadas en una guerra de trincheras que se cobró un gran número de víctimas. Peleas como la de Verdún y la primera batalla del Somme fueron unas de las más mortales en la historia del conflicto humano. La Enorme Guerra, un enfrentamiento por tierra, aire y mar, fue tan terrible que dejó mucho más de ocho millones de víctimas militares y 6,6 millones de víctimas civiles.

Monumento A Los Soldados Australianos Caídos A Lo Largo De La Primera Guerra Mundial Con Amapolas Rojas Adornando Sus Nombres

Isabelle Davion añade que, en la actualidad,la guerra es “una opción que la gente no se plantea”, al paso que en 1914 era “una fenómeno habitual que se producía de forma periódica en las relaciones de todo el mundo” y que aun se creía que los conflictos armados “eran necesarios”. Depende del país, pero con lo que he podido ver fue superior al 15% de forma anual en la mayoría de países desde el año 1917 de ahora en adelante. A mediados de 1918, la rendición por agotamiento de las Potencias Centrales pareció ineludible. Alemania se había comportado de manera excelente desde el punto de vista táctico, aunque en una carrera de fondo la dificultad de cargar sobre sus espaldas a unos socios exhaustos y a una industria desfallecida estrelló sus ambiciones.

Los actores mucho más poderosos, Enorme Bretaña, Rusia y Alemania, gobernaban imperios coloniales mundiales que querían expandir y proteger. En todo el siglo XIX, afianzaron su poder y se protegieron forjando coaliciones con otras potencias europeas. La Primera Guerra Mundial, también denominada la Enorme Guerra, fue entre los conflictos más letales de la historia y preparó el lote para otra guerra mundial solo 20 años después.

Una Guerra Con Millones De Bajas

Berlín fue tomada por las fuerzas soviéticas y el 7 de mayo se produjo la rendición alemana. La guerra en el Pacifico acabó en el mes de agosto, poco cuando los USA lanzaran las bombas atómicas en las ciudades niponas de Hiroshima y Nagasaki. Como consecuencia de todo, EEUU y la Unión Soviética surgieron como las superpotencias que iban a controlar el planeta. Alemania mantuvo, con la enclenque Austria y el enfermo Imperio Otomano por primordiales aliados, un prolongado enfrentamiento contra tres de las potencias de todo el mundo, Francia, Inglaterra y Rusia –apoyados por EEUU–, sosteniendo hasta el final la iniciativa táctica.

que factores propiciaron el fin de la primera guerra mundial

No obstante,la red social de historiadores no ve comparable los dos niveles, según han declarado ciertas voces cualificadas a la agencia EFE. En opinión de estos especialistas, el ascenso del nacionalismo es mucho más bien una consecuencia de los ciclos históricos que fruto de una situación en todo el mundo como la que se vivía a inicios del siglo XX. Alemania en el 20º aniversario de su reunificación , efectuó el último pago de las indemnizaciones de la Gran Guerra estipuladas en el Tratado de Versalles.

Se Cumplen 100 Años De La Firma Del Armisticio Que Puso Fin A La Primera Guerra Mundial

Es por este motivo que, cuando el 3 de agosto de 1914 Alemania declaró la guerra a Francia, por muchos rincones de Europa se recibió con euforia la novedad ante la previsión de que sería un enfrentamiento breve y definitivo (ese asimismo fue el pensamiento de Lincoln al inicio de la Guerra Civil ). La verdad es que en 1914, las potencias europeas estaban tan sumidas en su y también irracional gobierno de todo el mundo, que solamente percibieron que EEUU, que era ya la mayor economía del planeta, se encontraba mudando las reglas del dominio global. Y también de las poco a poco más arcaicas colonias de los de europa, un paulatino avance de su filosofía neocolonialista, que echaría poco a poco al resto. En 1898 ya había arrebatado a España el dominio de Cuba y Filipinas sin entablar una colonia al uso. Tras la Enorme Guerra extendería aún mucho más sus intereses comerciales al resto de Asia, y tras la Segunda sería ahora la capacidad hegemónica, que entre otras muchas cosas presionaría cuando no forzaría a sus viejos asociados europeos a desprenderse finalmente de sus dominios coloniales.

Solo Para Ti: Prueba única De 60 Días Con Acceso A La Mayor Biblioteca Digital De Todo El Mundo

El aguante y temeridad germana anticiparon que, en futuros enfrentamientos, iba a ser un alarmante contrincante. La defensa en profundidad mostró su eficacia contra una ofensiva francesa en la primavera de 1917. El éxito fue tal que las tropas francesas eligieron amotinarse y negarse a avanzar más sobre las líneas alemanas, cuyo nivel de mortandad, merced a la novedosa estrategia, era proporcional a la profundidad de las incursiones. La iniciativa alemana y buen método táctico , en este caso en la defensa, garantizaron otro año la guerra. En el momento en que Austria-Hungría declaró la guerra a Serbia un mes después, sus socios intervinieron y el conjunto de naciones entró en guerra.

Este modus operandi conllevaba un prominente número de bajas y resultaba deficiente ya que el bombardeo advertía del sitio que iba a recibir el posterior ataque. En la ofensiva sobre Somme, los ingleses lanzaron un millón y medio de proyectiles a lo largo de una semana, luego catorce divisiones inglesas se abalanzaron sobre las líneas alemanas. Fue una catástrofe que lastró la economía de múltiples países y el futuro de múltiples generaciones. Lamentablemente, veinte años después, los gobiernos fueron inútiles de impedir una Segunda Guerra Mundial.

En 1918, Alemania consiguió, además de esto, imponerse en el frente oriental y por poco lo logra en el occidental. Lo impidieron las escasez de elementos y la imposibilidad de mantener las ambiciosas reformas tácticas. La acertada defensa en profundidad fue seguida por el «ataque en hondura», que evidenciaron que la guerra no es el mejor rincón donde jugar al prueba y fallo. La guerra también afectó a las economías de los países neutrales, que pasaron a aprovisionar a las grandes potencias mundiales.

Entre los teóricos tradicionales, se comprendía como procedimiento de adelanto un profundo bombardeo en las defensas oponentes, seguido por un asalto masivo de infantería. Este modus operandi conllevaba un prominente número de bajas y resultaba deficiente ya que el bombardeo advertía del rincón que iba a recibir el posterior ataque. Afortunadamente o lamentablemente para Alemania, el resto de líderes europeos tampoco previeron una larga confrontación. Nadie pensaba que una guerra actualizada pudiese durar mucho más de un año , tampoco se confiaba en que los frágiles estados tengan la posibilidad de aguantar bastante sin entrar en colapso económico. Por consiguiente, el estancamiento del conflicto pilló a todos sin un plan de contingencia y sin enseñanzas tácticas adaptadas a los nuevos tiempos. Se guardaron, eso sí, un enconado y sanguinolento enfrentamiento en el Ulster, que les duraría el resto del siglo y cuya amargura y confrontación sigue dando titulares aún el día de hoy.

Al tiempo que la tensin internacional se agudizaba, la coalición franco-britnica sali robustecida al asegurar Londres decididamente al gobierno de Pars. La primordial consecuencia fue la ratificacin de la buena salud de la Entente Cordiale, lo que aprovech Francia para beneficiar el acercamiento entre Colosal Bretaa y Rusia. Aunque al lado de Francia se repartieron posesiones en Oriente —Damasco, Bagdad, Palestina, Egipto— se hallaron con la realidad de que, pese a la partición del territorio otomano de Oriente Próximo, este nunca sería transformado totalmente en una colonia europea. En Egipto y también Irak los británicos debieron llevar a cabo frente a una enorme resistencia al dominio colonial hasta conformarse con el estatus de mandato, antes que protectorado, mientras que les concedieron autonomía local.